La piel de tu bebé

Las especificidades de la piel del bebé

La piel del bebé posee la misma estructura que la del adulto, pero aún no ha adquirido todas sus funcionalidades. Frágil e inmadura, requiere tres largos años para reforzarse y que pueda desempeñar íntegramente su función de barrera protectora. Su delicadeza es resultado de varios factores:

- El pH de la piel del recién nacido es casi neutro. Luego evoluciona para llegar al pH de la piel del adulto, que es más ácido. En consecuencia, la piel del bebé es más sensible a infecciones e irritaciones.

- La película hidrolipídica es más fina en el bebé que en el adulto. Aún no puede proteger bien la epidermis contra la sequedad y la deshidratación. La piel de tu bebé es, por tanto, mucho más sensible a las agresiones del mundo que la rodea.

- La capa córnea, en el bebé, también es más frágil. Los corneocitos están menos cohesionados, lo que aumenta la permeabilidad a los agentes externos y a las infecciones.

- La dermis es tres veces más fina.

- Por último, la relación entre la superficie de la piel y el peso corporal en el bebé es de 3 a 5 veces mayorque en el adulto.  En consecuencia, cualquier sustancia que pase a través de la piel estará mucho más concentrada en el organismo lo que hace que el riesgo de toxicidad por la penetración de sustancias a través de la piel sea mucho mayor.

Nuevas investigaciones  llevadas a cabo dentro de un programa de estudios científicos realizado por Mustela, han llevado a realizar un importante descubrimiento acerca de la piel del bebé. La piel del bebé también se diferencia de la piel del adulto por su extraordinaria riqueza celular: en efecto, la piel cuenta con un capital de células madre que está en máximo al nacer, pero que es extremadamente vulnerable  durante los primeros años de vida, periodo en el que se está formando la barrera cutánea. Este capital celular, frágil y único para toda la vida, constituye el capital de vida de la piel del bebé: durante toda su existencia, asegurará una función de restauración y mantenimiento del equilibrio global de la piel. Por lo tanto, es necesario proteger esta riqueza, con el fin de preservar las cualidades de la piel del bebé desde hoy y para el mañana.

 

Tu valoración

Enviar un mensaje