¡Envío gratis a partir de 35 €!
Filtrar por: 5 artículos Borrar filtros
5 artículos
Ordenar & Filtrar
Cremas y protectores solares para bebés y niños
Borrar filtros
  • protección solar
    Leche solar Cara muy alta protección SPF 50+

    Leche solar Cara muy alta protección SPF 50+

    Leche solar Cara muy alta protección SPF 50+
    40ml
    14,00 €
    Precio de venta
    14,00 €
    Precio unitario
    por 
  • protección solar
    Leche solar muy alta protección SPF 50+

    Leche solar muy alta protección SPF 50+

    Leche solar muy alta protección SPF 50+
    100ml
    16,50 €
    Precio de venta
    16,50 €
    Precio unitario
    por 
  • protección solar
    Spray solar alta protección SPF 50

    Spray solar alta protección SPF 50

    Spray solar alta protección SPF 50
    200ml
    21,90 €
    Precio de venta
    21,90 €
    Precio unitario
    por 
  • protección solar
    Stick solar alta protección SPF 50

    Stick solar alta protección SPF 50

    Stick solar alta protección SPF 50
    Stick 9ml
    11,90 €
    Precio de venta
    11,90 €
    Precio unitario
    por 
  • protección solar
    Pack solar leche 200ml + 40ml

    Pack solar leche 200ml + 40ml

    Pack solar leche 200ml + 40ml
    200ml+40ml
    30,00 €
    Precio de venta
    30,00 €
    Precio unitario
    por 
Las quemaduras solares son peligrosas en los niños. No exponer al sol a los niños menores de 3 años. Evita el sol entre las 12H y 16H. Protege a tu hijo con un sombrero, camiseta y gafas de sol. Aplícale un protector solar adecuado, en cantidad abundante, antes de la exposición al sol y renueva la aplicación al menos cada 2H. Dale de beber agua regularmente, aunque no tenga sed. Lee más sobre las recomendaciones oficiales.

Protección solar para bebés y niños.

La protección solar es algo muy importante para bebés y niños, ya que su piel no tiene los mecanismos necesarios para protegerse del sol. Es de un 40% a un 60% más fina que la de un adulto, su sistema inmunitario todavía no ha alcanzado una madurez óptima y la transpiración es deficiente, de ahí su vulnerabilidad a los rayos UV.

Los protectores solares de Mustela se han creado específicamente para la piel delicada de los bebés. Poseen un factor de protección muy alto, óptimas para pieles atópicas o intolerantes al sol e incluso, para mamás que están embarazadas. Recuerda que, cuando la exposición es inevitable es necesario proteger siempre su piel para poder disfrutar del paseo o de pequeñas escapadas. Es muy importante no exponer directamente al sol a los niños menores de 3 años.


Protección solar contra los rayos UVB y UVA

Los rayos UVB son los responsables del bronceado lento, las quemaduras solares, el cáncer cutáneo y envejecimiento de la piel, mientras que los rayos UVA tienen relación con el bronceado rápido, las arrugas y también el envejecimiento de la piel.

Los productos de protección solar de Mustela tienen en cuenta estos dos tipos de rayos UV para proteger a toda la familia. La Leche solar muy alta protección SPF 50+ en formato familiar y de bolsillo protegen tanto de los rayos UVB como de los UVA desde el nacimiento en caso de exposición inevitable al sol. Está formulada para ser resistente al agua y a la arena, es de fácil aplicación y es adecuada para pieles atópicas. También está disponible en formato spray para una aplicación más cómoda.

Están enriquecidas con Perseose de aguacate ® para hidratar la piel del bebé y preservar las defensas naturales. Filtran alrededor del 98% de los rayos UVB gracias a su factor de protección 50 o 50+ y tienen un índice alrededor de 25 PPD (Persistent Pigment Darkening u Oscurecimiento Pigmentario Persistente) que protege de los rayos UVA. Una solución completa para proteger eficazmente y con la que estar más tranquila.

Consejos para la protección solar de tu bebé

Siempre debemos evitar la exposición directa al sol en los niños menores de 3 años pero, en ocasiones, cuando salen a jugar, en el parque o a la hora de dar un paseo, es inevitable que les dé el sol. Por ello, es necesario proteger las zonas expuestas de su piel con un protector solar de protección alta (SPF 50) o muy alta (SPF 50+) específico para niños pequeños.

Está bien evitar una exposición directa al sol, pero de forma puntual e indirecta este también tiene algunos beneficios para el bebé, pues ayuda a sintetizar la vitamina D para el fortalecimiento de los huesos y su crecimiento y favorece la liberación de serotonina que interviene en el estado de ánimo. Pero con solo unos minutos es suficiente para que los más pequeños puedan beneficiarse de todo lo bueno que puede ofrecerles el sol.

Evita las horas en las que el sol es más agresivo para la piel, entre las 11h y las 16h; busca zonas de sombra para reducir la incidencia del sol; viste a tu bebé con ropa holgada en los días de más calor, pero que sea del algodón tupido para frenar la penetración de los rayos del sol; y muy importante, protege la cara y el cuero cabelludo con una gorrita o sombrero. Y no te olvides de las gafas de sol para proteger los ojos.

¡Listo para disfrutar de un día soleado!

Las quemaduras solares son peligrosas en los niños. No exponer al sol a los niños menores de 3 años. Evita el sol entre las 12H y 16H. Protege a tu hijo con un sombrero, camiseta y gafas de sol. Aplícale un protector solar adecuado, en cantidad abundante, antes de la exposición al sol y renueva la aplicación al menos cada 2H. Dale de beber agua regularmente, aunque no tenga sed. Lee más sobre las recomendaciones oficiales.

Ver más

Ver menos