Beneficios de la cerveza sin alcohol en el embarazo y la lactanciaJulio 2013

Elisa Ramos - Matrona

Si hubiéramos hecho caso a las antiguas abuelas habríamos tomado cerveza durante la lactancia. Algo de razón tenían, aunque no sabían cuáles eran sus efectos beneficiosos. Creer que aumentaba la producción de leche materna me parecía algo sin fundamento científico, amén de los efectos nocivos del alcohol.

 

Ahora sabemos que es una bebida recomendable para embarazadas y madres lactantes, siempre que sea sin alcohol. Fundamentalmente por su contenido en vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes, alta proporción de agua y muy baja de sodio.

 

La cerveza (con y sin alcohol) aporta fósforo y otros minerales, es una de las principales fuentes de folatos (forma natural de la vitamina B9) y proporciona también otras vitaminas del grupo B, necesarias para muchas reacciones químicas del organismo.. Cualquier persona debe incluir en su dieta alimentos que las contengan, pero mucho más si estás embarazada o dando el pecho.

 

Si eres de las que tiene nauseas podría ayudarte. Una de las posibles causas son los cambios bruscos del nivel de azúcar en la sangre. Los hidratos de carbono de absorción lenta pueden colaborar a regularlo y en  la cerveza se encuentran en una proporción entre el 2,6% y el 3,5%.

 

Entre el 90%- 95% de la cerveza es agua, lo que contribuye a una buena hidratación, y está considerada como la bebida que más fibra soluble aporta. Así es que la suma de hidratación más fibra te puede ayudar si tu problema es el estreñimiento.

 

También puede venirte bien si tienes retención de líquidos, porque su contenido en sal muy bajo, parecido al del agua, y mucho menor que el de la leche. Es, además, una bebida con pocas calorías, lo que disminuye el riesgo de que tu peso aumente más de lo necesario. Pero ¡ojo!, tomar cerveza es también una manera de cubrir tus necesidades de nutrición.  Puedes permitirte un par de cervezas diarias, siempre que no te pases con otros alimentos en la dieta.

 

Un estudio reciente ha demostrado un aumento de la capacidad antioxidante de la cerveza en madres lactantes. Este beneficio ha repercutido en el organismo de las propias mujeres, en la leche que producen y en sus bebés.

 

Y de que la cerveza aumenta la cantidad de leche materna ¿Qué? Pues aunque algunos estudios han demostrado que la cerveza puede estimular la secreción de prolactina (la hormona que ayuda a iniciar y mantener la lactancia) no hay conclusiones definitivas de que pueda realmente aumentar su producción. Cuánta leche tengas y durante cuánto tiempo depende también de otros muchos factores.

 

Ya habrá tiempo de dedicar otro post a la lactancia.

Tu valoración

¿Tienes alguna duda? ¿Te gustaría contarnos tu experiencia? #Mustelaresponde

Enviar un mensaje