Pequeñas molestias del embarazo

Piel seca y comezón

Bajo el efecto de los cambios hormonales, la epidermis tiene tendencia a deshidratarse y a resecarse durante el embarazo. Además, las modificaciones de la circulación sanguínea, y los estiramientos a los que se ve sometida la piel, generan muchas veces irritaciones y sensación de picor, especialmente sobre el vientre.
Para aliviar estos pequeños malestares, usa un producto suave y sin jabón para bañarte, evita los exfoliantes y aplica una leche corporal hidratante específica que sea muy nutritiva , por la mañana y por la noche.
Si lel picor se extiende a otras zonas o a todo el cuerpo, consulta con el médico:  podría tratarse de un problema hepático.

 

Tu valoración

Enviar un mensaje