¡Envíos gratis a partir de 45 € ! Entrega en 24/48H

¿Buscas consejos para ayudar a tu bebé a dormir toda la noche y, de paso, pasar tú también más tiempo en la cama?

¿Te gustaría conocer los beneficios de un buen masaje para el sueño de tu bebé y, en última instancia, también para el tuyo?

Masaje infantil: cómo ayudar al bebé a conciliar el sueño

Ser padre o madre ha tenido un gran impacto en tus horas de sueño y, para mantener el equilibrio en la vida, ahora necesitas urgentemente dormir. Además, eres consciente de que dormir bien también es crucial para la salud de tu pequeño o pequeña.

A muchos bebés les cuesta conciliar el sueño y probablemente habrás notado que, aunque estén cansados, no logran dormirse. En estos casos, cuando el bebé está muerto de sueño, se pone nervioso y no sabe cómo calmarse.

Existen algunos consejos que ayudarán a tu búho noctámbulo exhausto a relajarse y conciliar tranquila y cómodamente el sueño y, quién sabe, quizá duerma como un tronco toda la noche.

Para crear un entorno relajante y sin estrés, darle un masaje es una técnica fantástica para calmar al bebé y ayudarlo a descansar plácidamente.

Beneficios del masaje para el sueño del bebé

El contacto con tu piel, especialmente mientras le das un masaje, puede incrementar en el bebé los niveles de oxitocina, la hormona vinculada con la felicidad y el bienestar.

Dar masajes al bebé también estimula su sistema digestivo y, entre una larga lista de beneficios, es una manera fantástica de estrechar los lazos con tu bebé. La relajación, la comunicación y la confianza se desarrollan con vuestra interacción. Llegar a un estado de calma es muy beneficioso para poner a dormir al bebé.

Masaje del bebé antes de dormir

Para empezar con tu nuevo ritual de bienestar, ten en cuenta estos consejos para que los masajes a tu bebé resulten fructíferos.

Mantén la calma

Busca un lugar tranquilo y relajado donde tanto tu bebé como tú podáis poneros cómodos. Es esencial para aprovechar al máximo el tiempo del masaje.

Utiliza un buen aceite para masaje

Selecciona un aceite para masaje con extracto de plantas, preferiblemente lo más natural posible. El aceite no solo debe relajar y calmar, sino también hidratar y suavizar la piel del bebé. Frótate las manos para calentarlas y viértete un chorrito de aceite en las palmas antes de empezar a masajear suavemente al bebé. En Mustela, hemos trabajado con matronas y mamás para ofreceros una nueva textura gel que se transforma en aceite. Es 100% natural y certificado BIO. 

Empieza poco a poco

Una vez estés a punto, puedes empezar a acariciar al bebé con las manos, al principio de manera muy suave, dedito por dedito, para luego ir avanzando por cada una de las partes de su pequeño cuerpecito. Lentamente, dale un masaje por todo el cuerpo, de la cabeza a los pies.

Disfrútalo

No necesitas tener una formación especial para darle un masaje a tu bebé. Lo más importante es que ambos disfrutéis del momento del masaje. Si lo prefieres, puedes mejorar tus habilidades gracias a este video:

¿Listo para empezar?