¡Envíos gratis a partir de 45 € ! Entrega en 24/48H
Los tiempos en los que los cruasanes, la moda y la torre Eiffel eran la envidia de todo el mundo son cosa del pasado. ¡Ahora el nuevo icono de Francia es el linimento!

 

Basado en una receta minimalista, el linimento lleva utilizándose en Francia desde hace muchas generaciones. Es el producto ideal para limpiar la zona del pañal del bebé y proteger su piel, gracias a las muchas propiedades naturales que aporta.

El Linimento, un producto tradicional

El linimento (oleocalcáreo) es una combinación de aceite de oliva y agua de cal, en ocasiones con un poco de cera de abeja, el linimento es un producto simple y completamente natural que permite a la vez limpiar y proteger la piel delicada del bebé.

Unas nociones de química te ayudará a entender cómo funciona el linimento y sus beneficios:

Hay tres tipos de pH: ácido, básico y neutro.

La orina y las heces tienen pH ácido, pero al entrar en contacto con el Linimento que tiene pH básico (lo contrario a ácido), el pH de la zona se vuelve neutro y así queda anulada la acidez evitando la irritación de la piel producida por la acidez.

Aceite de oliva

Una forma tradicional de cambio de pañal en Francia

El linimento es un producto ancestral usado desde hace muchas generaciones. Sus orígenes se remontan al sur de Francia, donde hay aceite de oliva en abundancia. Dicho esto, esta receta «mágica» se utiliza ahora en muchos países, por ejemplo en Argentina donde se conoce como Oleocalcáreo, tanto en casa como en muchas maternidades donde recomiendan una rutina minimalista y natural para el cambio de pañal del bebé.

Aunque lo más común en todo el mundo sigue siendo el uso de toallitas desechables o, en otros países agua o loción limpiadora aplicada con un algodón, cada vez son más las madres y padres que se apuntan a la higiene de la zona del pañal del bebé ¡con Linimento!

Linimento casero, una receta DIY fácil de elaborar en casa

Muchos padres que apuestan por los productos artesanales se aventuran a preparar este producto en casa. Si te resulta tentador, la receta del linimento puede ser muy sencilla pero requier algunas precauciones esenciales

En cuanto a los ingredientes, ¡la lista es muy corta!, necesitas:

  • 100 ml de aceite de oliva
  • 100 ml d’eau de chaux

Y estas son las instrucciones a seguir:

Primer paso: la higiene

  • Lávate las manos
  • Esteriliza tus utensilios de cocina (batidor, bol, embudo y recipiente hermético preferiblemente opaco). Es recomendable usar recipientes de vidrio o metal, ya que te será más fácil ponerlos a hervir y luego secarlos bien.

Segundo paso: la mezcla.

  • Vierte el aceite en el bol y, a continuación, añade agua calcárea poco a poco y con delicadeza (presta mucha atención si utilizas agua calcárea pura, ya que es una sustancia química irritante).
  • Emulsiona la mezcla con ayuda un batidor de mano o eléctrico, mézclalo todo bien hasta obtener una textura cremosa y homogénea.

Tercer paso: ¡ya está listo!

Utiliza un embudo para verter el linimento en el recipiente esterilizado.

¡Ya está! ¡Tu linimento casero está listo!

Prueba primero el producto en una pequeña zona de la piel del bebé y espera entre 24 y 48 horas para asegurarte de que no tiene ninguna reacción alérgica. Recuerda agitar bien la botella antes de usar.

Si prefieres una fórmula ya preparada y estabilizada, puedes utilizar nuestro Linimento, elaborado a base de aceite de oliva virgen extra, de primera presión en frío, rico en omega 6 y 9. Nuestro Linimento no tiene perfume y contiene un 99 % de ingredientes de origen natural.

Un producto multiusos con una agradable olor a aceite de oliva

Es muy fácil de usar, el linimento se vierte en una toallita reusable o un disco de algodón limpio y luego se aplica para limpiar la zona del pañal del bebé desde delante hacia detrás (de la zona más limpia a la más sucia). No es necesario aclarar ni secar. Al contrario, dejar una fina capa de linimento en la piel ayuda a protegerla de la humedad y del roce del pañal.

¡Hurra por un bebé limpio para comérselo!

Y la guinda del pastel, el Linimento también se puede usar en muchas otras situaciones y es muy útil:

  • para darle un masaje al bebé
  • para eliminar la costra láctea del bebé
  • como desmaquillante
  • ¡e incluso para limpiar cuero!