¡Envíos gratis a partir de 45 € ! Entrega en 24/48H

Decididas a acelerar la lucha contra el cambio climático, Mustela y otras 500 empresas con certificación B Corp, se han movilizado para cumplir una promesa audaz. Durante la conferencia COP 25, este grupo se comprometió a alcanzar la neutralidad en carbono en 2030. Continúa leyendo para descubrir qué impulsa esta acción sin precedentes.

Un fuerte compromiso para acelerar la transición ecológica a escala mundial

COP 25: un marco para luchar contra el calentamiento global

Entre el 2 y el 13 de diciembre de 2019, Madrid albergó la 25.ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, también conocida como COP 25. Con el objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de dos grados, la cumbre se desarrolló bajo el lema «Tiempo de actuar». Este compromiso implica inevitablemente una reducción drástica de las emisiones de efecto invernadero.

Una acción climática jamás vista

La COP 25 fue el contexto perfecto para que Mustela y más de 500 empresas y marcas con certificación B Corp presentaran su ambicioso compromiso con vistas a acelerar la transición ecológica: alcanzar la neutralidad en carbono en 2030. Esta fecha se sitúa 20 años antes de la prevista por el Acuerdo de París de 2015 (firmado por Francia, entre otros países). Esta promesa representa la acción climática más amplia y ambiciosa adoptada jamás por un grupo mundial de empresas.

¿En qué se traduce la neutralidad en carbono?

Ser «neutral en carbono» o tener «una huella de carbono cero neto» implica que una empresa dada no emite más gases de efecto invernadero de los que la Tierra es capaz de absorber.

Dicho en otras palabras, ser «neutral en carbono» significa:

  • Reducir las emisiones de CO2 de manera muy significativa.
  • Compensar las emisiones de CO2 residuales participando de manera activa en la conservación y el desarrollo de «sumideros de carbono» o depósitos para la absorción de CO2 como bosques o pastos, por ejemplo, restaurando ecosistemas, participando en agricultura orgánica y regenerativa, conservando la biodiversidad, etc.
  • Promover este planteamiento a otras empresas en la medida de lo posible para alentarlas a adoptar acciones similares.

Estas acciones deben medirse. Cada año, Mustela, como el resto de signatarios, presenta un informe de evaluación de sus emisiones y de los medios que utiliza para compensar sus emisiones de CO2.

Mustela, una marca comprometida con el planeta

¡Más de 15 años de responsabilidad social!

Este compromiso de alcanzar la neutralidad en carbono en 2030 es un paso más por minimizar el impacto de nuestros productos tanto en las personas como en el medio ambiente. Hace 15 años adoptamos un planteamiento de responsabilidad social que, desde entonces, ha generado resultados tangibles.

Por ejemplo…

Nuestro ecodiseño, implantado en 2010, nos ha permitido:

  • ahorrar 129 toneladas de plástico,
  • ahorrar 78 toneladas de cartón,
  • hacer nuestras botellas 100 % reciclables.

En nuestra única planta de producción en Francia, en Epernon (en la región de Eure y Loir), hemos reducido nuestro consumo energético en un:

  • 13,4 % en el caso de la electricidad,
  • 25 % en el caso del gas,
  • 20 % en el caso del agua

(resultados registrados en 2010 y 2018, en nuestras instalaciones de Epernon, correspondientes a 100 unidades producidas).

Además, en nuestra planta, la electricidad que utilizamos procede en un 100 % de fuentes renovables (lo cual significa que, por el 100 % de la electricidad que utilizamos, el 100 % de la «electricidad verde» procedente de Francia se reintegra a la red).

La etiqueta B Corp

Nos enorgullecemos de ser una empresa B Corp desde 2018, Esta etiqueta internacional pionera y muy exigente creada por una ONG se entrega a las empresas con un triple impacto positivo (social, ambiental y económico). Mustela es la primera marca de cosméticos francesa catalogada como B Corp.

Hacia los cero residuos

Como parte de nuestro planteamiento de mejora continua, vamos a dar un paso más en el ecodiseño de nuestros productos, sobre todo en términos de reducción de embalaje.

Desde junio estamos experimentando en Francia la venta a granel. Un nuevo modo de distribución más ecológico gracias al uso de envases de vidrio reutilizables. ¡Un paso más allá para el Residuo Cero!