⏳Código VERANO22 para canjear 5€ dto⏳ ¡Envíos gratis a partir de 35 € ! Entrega en 24/48H

A pesar de todas tus precauciones, tu bebé tiene una quemadura solar. En los más pequeños, con menos de 15 minutos de exposición al sol es suficiente para que aparezcan… ¿Qué hacer en caso de quemaduras solares? ¿Hay que llamar al médico?  ¿Cómo tratarlas de manera eficaz?  No te preocupes, te damos los consejos a seguir para aliviar la piel de tu hijo.

Aliviar las quemaduras solares en bebés y niños 

¿Qué es una quemadura solar?

¿Quién no ha tenido una quemadura solar nunca? La piel se pone roja, sensible y caliente. Pero ¿Qué sucede exactamente en nuestra piel? Científicamente hablando, la quemadura solar es una quemadura de la capa superficial de la piel (la epidermis), debido a la exposición a los rayos solares (UVB). 

En el riesgo de sufrir una quemadura solar influyen distintos factores, pero, cuando se produce, estamos hablando de una quemadura y, por lo tanto, hay que tratarla.

¿Por qué las quemaduras solares son peligrosas para los niños?

Todos tenemos riesgo de sufrir quemaduras solares, pero en los bebés, que tienen la piel más fina e inmadura que la nuestra, el riesgo es todavía mayor porque aún no tiene las mismas defensas.

La piel delicada de bebés y niños absorbe los rayos más rápida e intensamente. Las quemaduras solares, además de ser dolorosas, son aún más peligrosas porque la exposición a los rayos UV durante la infancia es decisiva para la salud en la edad adulta. De hecho, la piel de los niños guarda durante muchos años la memoria de las quemaduras solares.

Según los diferentes fototipos, las quemaduras solares no son iguales para todos los bebés. Pero debes tener cuidado en todos los casos. Incluso si su bebé tiene la piel oscura, es necesario protegerla de la radiación UVB para evitar cualquier daño a largo plazo.

¿Hay que llamar al médico por una quemadura solar?

Lo primero que hay que hacer es evaluar si tu hijo tiene una quemadura solar grave o no. En la mayoría de los casos, es afortunadamente superficial y no requiere consejo médico.

Sin embargo, si su hijo parece estar sufriendo y tiene alguno de estos síntomas:

  • Ampollas
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Vómitos

Puede ser una quemadura solar grave.  En estos casos, debes llevarle al médico.

Si la piel de su bebé no tiene ninguno de estos signos y solo está roja, sensible y caliente, pero sin ampollas, y se queja, es una quemadura solar superficial.

Te indicamos algunos consejos para un alivio efectivo de la piel.

7 soluciones para aliviar la piel del bebé y el niño

1) Evita al sol

Evitar el sol es la primera de las precauciones a tomar, durante varios días, aunque ya vaya de baja o, aunque el bebé no parezca quejarse de ello.  Porque si antes de recuperar la normalidad, vuelves a exponer la piel infantil al sol, una quemadura benigna para el bebé puede volverse grave en muy poco tiempo. Evita volver al punto de partida.

2) Prepárale un baño templado

Un baño templado calma la sensación de ardor en la piel del bebé y consigue un doble efecto positivo. Al sumergirle en agua templada alivias su piel y además el baño lo distraerá de su desventura. ¡Disfruta de un pequeño momento de relax después de la tormenta! Para aliviar aún más la piel, puedes espolvorear una pizca de bicarbonato de sodio y de avena, ¡esta receta no falla!

Al salir del baño, seca a ligeros toquecitos, tamponando con una toalla muy suave, sin frotar la quemadura. Al terminar pone ropa suficientemente amplia para evitar cualquier fricción en la zona irritada.

Dar a tu bebé un baño templado calma la sensación de ardor en la piel

3) Aplica una compresa fría en la zona

También puede colocar suavemente una compresa de agua fría en la zona a tratar. El agua fría del grifo es suficiente (sin que esté helada). Déjala durante un rato y ... ¡Alivio rápido garantizado!

4) Utiliza una buena dosis de crema calmante

Extiende una buena capa de crema calmante para bebés o loción en la piel irritada de su hijo.  ¡La piel del bebé debe permanecer hidratada a toda costa! Disfruta de los beneficios de la naturaleza, utilizando después del sol una leche hidratante para calmar las quemaduras solares y aliviar la piel del bebé.

Es importante hidratar con cremas adecuadas la piel del bebé

5) Dale de beber cuanto más mejor

Sobreexposición rima con deshidratación. Así que ofrece beber a tu hijo en grandes cantidades: leche materna, biberón, agua o zumo de frutas para los mayores, ¡a voluntad!

Una solución natural para ayudar a la piel a recuperarse más rápido compensando el agua perdida por deshidratación.

Es necesario limitar la deshidratación y beber suficiente agua

6) Usa productos dermocosméticos suaves y adecuados para la piel del bebé

Para no agredir aún más la piel del bebé ya irritado, usa productos para el cuidado suaves y sin perfume, adaptados a la piel de los más pequeños.

7) Evite tocar las ampollas

Si la quemadura solar en la piel del infante es más grave, pueden aparecer ampollas con un líquido transparente. Evite perforarlas, ya que esto aumenta el riesgo de infección.

Ahora ya lo sabes todo para aliviar las quemaduras solares del bebé, pero, por supuesto, lo mejor es evitarlas. Sigue nuestros consejos para proteger a tu hijo del sol