¡Envíos gratis a partir de 45 € ! Entrega en 24/48H

Generalmente relacionamos el masaje infantil con relajación , tranquilidad… sin embargo, a través del masaje, tú y tu bebé podéis disfrutar también de un momento único de juego, contacto y diversión.

Beneficios de los masajes de activación en bebés

El masaje estimulante permite despertar todos los sentidos del bebé, además de activar sus sistemas nervioso y circulatorio. Los movimientos de tus manos, acompañadas de un ritmo ligero, alegre… hacen de este masaje una herramienta ideal de juego y diversión compartidos.

Para conseguir un masaje estimulante, debes realizar movimientos ligeros y superficiales a un ritmo irregular y desde las zonas más externas (pies, manos…) hacia las más internas (tripita, pecho). Las manos acarician, caminan, saltan recorriendo su cuerpo… Como complemento ideal para captar la atención de nuestro bebé y enriquecer estos movimientos, puedes recurrir a la utilización de algún objeto o juguete intermediario que nos sirva de estímulo, como por ejemplo una pelota, un pincel, una tela o incluso marionetas con las que contar historias sobre su pequeño cuerpecito.

Aprovecha este masaje estimulante para cantarle a tu bebé, es un momento ideal. De esta forma le estimularás aún más.

Estimula correctamente

Es muy importante recordar que estimular es sinónimo de activar, pero no significa excitar al bebé. Por ello, durante la realización del masaje siempre tienes que prestar atención a las reacciones de tu bebé, para reconocer sus señales y poder responder a sus deseos y necesidades, disfrutando así de un momento mágico.

Texto elaborado con la colaboración de Lidia Abades Hernandez. Terapeuta Ocupacional, monitora de Masaje y Reflexología Podal Infantil y asesora de Lactancia y Porteo.