⏳Código VERANO22 para canjear 5€ dto⏳ ¡Envíos gratis a partir de 35 € ! Entrega en 24/48H

La piel de tu bebé es su envoltura protectora frente al mundo exterior. Dado que la piel cumple una doble función protectora y sensorial, necesita tratamientos adaptados y tu atención desde los primeros días de vida del bebé, puesto que es más delicada que la de un adulto. Existen diferentes tipos de piel infantil, y conocer bien la de tu bebé ayudará a encontrar una rutina de cuidado e higiene adecuada a sus necesidades. Hoy te hablamos de la piel normal y la mejor forma de cuidarla.

Reconocer la piel normal del bebé

La piel normal del bebé es suave, tersa y sedosa al tacto. No presenta ninguna irregularidad ni signos aparentes de sequedad o sensibilidad. Sin embargo la piel de un recién nacido sigue siendo delicada, y para evitar futuros problemas, hay que entender la forma de cuidarla.

Entender la piel normal del bebé

La piel de tu bebé es como la de todos los bebés: aunque parece perfecta a simple vista, esconde una gran delicadeza.

Al nacer, el bebé tiene una barrera cutánea inmadura que sólo alcanzará la madurez a sus 2 años de edad. Durante estos 2 primeros años de vida, la piel del bebé todavía es incapaz de mantener un buen nivel de hidratación, esencial para el buen funcionamiento de sus células. Ademñas, el capital en células madre de la piel del bebé, que permite la generación de la piel a lo largo de toda la vida, se encuentra extremadamente vulnerable y frágil. Mustela ha demostrado científicamente gracias a un programa de investigación durante más de 10 años. Puedes saber más sobre esto leyendo este artículo.  

Responder a las necesidades de la piel normal del bebé

Para responder satisfactoriamente a las necesidades de la piel normal de tu bebé, los investigadores de Mustela han desarrollado un activo natural: el perséose de aguacate. Ayuda a mantener la hidratación de la epidermis infantil, actúa como un escudo capaz de contribuir al desarrollo de la barrera cutánea y proteger el valioso capital celular frente a las agresiones de la vida diaria. 

Hidratar la piel del bebé desde su nacimiento significa proteger al bebé, ofrecerle bienestar y nutrir el vínculo con él. Establecer una rutina para cuidar su piel es un gesto sencillo para ayudarle a crecer y desarrollarse bien. 

Descubre la gama de productos para la piel normal Mustela bebé-niño

Descubre la gama de productos para la piel normal Mustela bebé-niño, una gama completa para el baño, la higiene y el cuidado diario de tu bebé. La gama de productos para la piel normal de Mustela está diseñada para proteger la piel frágil y delicada de los recién nacidos, bebés y niños día tras día. Productos hipoalergénicos, probados bajo control dermatológico y pediátrico, que combinan eficacia y tolerancia con el placer de un perfume único.

Perséose de aguacate, activo natural protector presente en todos los productos de la nueva gama Mustela bebé-niño.