¡Envío gratis a partir de 35 €!

Ser madre es una de las experiencias más emocionantes en la vida de una mujer, pero también suele ser una etapa llena de incógnitas. ¿Qué es lo más importante en un embarazo? Estas son las preguntas más habituales que toda mujer embarazada se plantea.

Preguntas frecuentes durante el embarazo:

1. ¿Qué pruebas me realizarán durante el embarazo?

Para controlar que tu embarazo se está desarrollando sin ninguna complicación, te realizarán 3 ecografías (semana 12, 20 y 34 aproximadamente) y una analítica de sangre y orina cada trimestre. Si todos los resultados son correctos, en principio, no sería necesario realizar más pruebas. Lo importante es que le comuniques a tu médico o ginecólogo que estás embarazada lo antes posible.

2. ¿Tengo que cambiar mi alimentación durante el embarazo?

Depende de los hábitos alimenticios que tengas. El objetivo es que ni a ti ni a tu bebé os falte ni os sobre ningún nutriente, que el aumento de peso sea el correcto en cada trimestre y prevenir enfermedades como la toxoplasmosis o la listeriosis. La dieta mediterránea es la ideal.

Hay diferentes alimentos que deberías incluir en tu dieta. Como consejos nutricionales básicos, toma un desayuno completo a base de lácteos, cereales y fruta. No hagas una comida copiosa, merienda de forma ligera y no cenes muy tarde. Por supuesto, no piques entre horas. 

Aumenta el consumo de hortalizas y frutas, alimentos con alto contenido en vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita en esta etapa. Come pescado 3 o 4 veces a la semana, y si es posible que sea azul porque contiene ácidos grasos omega 3 que contribuyen al desarrollo del feto .Lava bien los vegetales antes de consumirlos y pela la fruta. Cocina bien los alimentos para evitar que queden crudos. Por último, evita los fritos, grasas, azúcares y limita el consumo de sal.

3. ¿Tengo que tomar vitaminas en el embarazo?

Además de una dieta sana variada y equilibrada, todas las embarazadas necesitan un suplemento de ácido fólico y de yodo durante toda la gestación. Lo ideal es comenzar tres meses antes del embarazo y continuar después del parto dependiendo del tipo de lactancia que hayas elegido para tu bebé.

El ácido fólico contribuye al desarrollo del tubo neural de tu bebé; la vitamina D, además de ser beneficiosa para ti, pues todas las embarazas suelen presentar déficit de vitamina D,  ayuda a la formación de los huesos y dientes de tu bebé, al igual que el calcio; y el hierro también es especialmente beneficioso para el crecimiento del bebé, aunque por otro lado podría provocarte estreñimiento.

Las vitaminas A, E y C, así como el zinc y el cobre, también juegan un papel importante durante el embarazo y se encuentran en multitud de alimentos. En cualquier caso, es importante que estos suplementos sean prescritos por el profesional médico, para garantizar que se reciben en las dosis adecuadas. Consulta con tu médico sobre la posibilidad de tomar cualquier suplemento vitamínico.

4. ¿Cuánto kilos puedo aumentar en el embarazo?

En general se recomienda aumentar como máximo entre 9 y 12 kilos durante todo el embarazo para prevenir enfermedades y complicaciones en el parto. Esta recomendación se puede ampliar o disminuir dependiendo de tu peso al inicio del embarazo. Tu matrona o tu ginecólogo te lo indicarán en la primera consulta.

Controlar tu peso cada mes sería lo más recomendable, y si lo haces cada 15 días podrás ir viendo la evolución adecuada y hacer cambios en tu dieta. Como recomendación, según tu estado nutricional, el incremento de peso para un solo feto debería ser de: 

  • Peso bajo: 12-15 Kg.
  • Peso normal: 9-12 kg
  • Sobrepeso: 6-7 Kg.
  • Obesidad: < 6 Kg.

Tu matrona o tu ginecólogo te lo indicarán en la primera consulta.

5. ¿Puedo tener relaciones sexuales durante el embarazo?

Si tu embarazo se está desarrollando con normalidad no es necesario que interrumpas las relaciones sexuales en ningún momento, siempre y cuando no te resulten molestas. Debes evitarlas cuando tu ginecólogo te lo indique expresamente, bien por amenaza de aborto, amenaza de parto prematuro, placenta previa, sospecha de rotura de bolsa o cualquier otro motivo que considere oportuno.

Salvo contraindicación, las relaciones sexuales durante el embarazo son beneficiosas para ti y para el bebé. Alivian el estrés, hacen que liberes oxitocina y endorfinas, te ayudarán a relajarte y conciliar el sueño y, por supuesto, mejorarán tu estado de ánimo.

6. ¿Qué deportes puedo realizar?

Si tu embarazo cursa con normalidad, es recomendable que realices algún tipo de ejercicio físico al menos tres veces por semana. Andar, natación, bicicleta estática, yoga o pilates son muy recomendables. Debes evitar aquellos en los que tengas que realizar saltos o esfuerzos abdominales. Tampoco están recomendados los que conlleven riesgo de caídas o traumatismos.

7. ¿Cuándo voy a notar a mi bebé?

Si es tu primer embarazo, empezarás a sentir como se mueve tu bebé sobre la semana 20-22 de gestación. En los embarazos posteriores se suelen notar sus movimientos antes, sobre la semana 18-20 aproximadamente. Al principio puede que no sea todos los días, pero según vaya avanzando la gestación los movimientos serán más evidentes. En cualquier caso, no te agobies si otra embarazada de las mismas semanas nota a su bebé y tú no. Cada embarazo y cada bebé son distintos.

8. ¿Cuándo debo ir a urgencias?

Además de las consultas programadas con tu ginecólogo, debes acudir al hospital:
  • Si tienes pérdida de sangre y/o líquido por la vagina.
  • Si comienzas con dolor abdominal intenso que va aumentando progresivamente.
  • Si notas contracciones uterinas regulares antes de la semana 37 de gestación.
  • Si has tenido un golpe o caída sobre tu abdomen, aunque te encuentres en perfecto estado.
  • Si tienes fiebre elevada.
  • En caso de molestias urinarias
  • Si tienes dolor de cabeza intenso.
  • Si dejas de notar los movimientos de tú bebé a partir del quinto mes.
  • En caso de vómitos o diarreas intensas.

9. ¿Hasta cuándo puedo continuar trabajando?

Trabajar no es un riesgo para el embarazo si las condiciones son adecuadas. Por tanto, continuar con tu actividad laboral dependerá del tipo de trabajo que realices y de cómo se esté desarrollando tu embarazo. En España, las mujeres trabajadoras están protegidas por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. El Servicio de Prevención de tu empresa evaluará si existe algún riesgo en tu puesto de trabajo que pueda afectar a tu nueva situación y tomará las medidas oportunas.

10. ¿Cómo reconozco las contracciones?

El útero es un músculo y como todos los músculos cuando se contrae se endurece. A partir de la semana 20 de gestación aparecen de forma esporádica las contracciones de Braxton- Hicks. Notarás una tensión por todo el abdomen que dura unos segundos. La “tripa se pone dura”. No suelen ir acompañadas de dolor y si su ritmo no es regular, no debes preocuparte.

Si tienes cualquier otra duda sobre tu embarazo o quieres más información no dudes en consultarnos.