¡Envíos gratis a partir de 45 € ! Entrega en 24/48H

Los bebés y niños necesitan un protector solar especial adecuado a su piel delicada. ¿Pero cómo elegir y usar el más adecuado? Sigue la guía.

Protector solar para niños: cómo elegirlo y usarlo

¡Deja tu crema solar en la bolsa! La piel de los bebés y los niños necesitan su propia protección solar. El protector solar de la familia debe tener una fórmula especial que se adapte a su piel dedicada, ser eficaz contra los rayos solares nocivos y conservar el capital celular de la piel.

Guía para seleccionar un protector solar infantil

Ten en cuenta los siguientes criterios al comprar un protector solar, pues debe cumplir lo siguiente:

  • El protector solar debe estar diseñado especialmente para bebés y niños, ya que los productos solares para adultos no es adecuado para su piel inmadura.
  • Ya sea en formato crema, leche, stick o spray, el protector debe tener un factor SPF 50 o SPF 50+ a fin de conservar el sistema de defensa natural de los niños y evitar daños celulares debido a la exposición solar.
  • Debe garantizar una tolerancia alta para pieles delicadas u otros tipos: su fórmula debe incluir ingredientes seleccionados, adaptados específicamente a la piel de bebés, niños y mujeres embarazadas, y probados bajo control dermatológico.
  • Debe estar basado en filtros minerales y/o organominerales.
  • Debe resistir al agua y a la arena, porque a los niños les gusta jugar, ¿no es cierto?
  • Debe ser visible al aplicarlo, para que no te olvides de ninguna zona.
  • Debe estar diseñado especialmente para la piel intolerante, frágil y con tendencia a sufrir eccemas, si la piel del niño es muy sensible o fácilmente reactiva.
  • En formato de aerosol, crema o stick. Eso lo decides tú. En nuestra tienda online encontrarás diferentes formatos de protección solar infantil, ¡elige la que mejor se adapte a tu familia!

 

Consejos para la aplicación del protector solar

Una vez que hayas elegido el protector solar, asegúrate de aplicarlo correctamente.
¡Y recuerda que nunca es demasiado! Para evitar que se vuelva una tarea rutinaria, convierte el procedimiento en un juego divertido. Pero asegúrate de ceñirte a estas reglas…

Cómo aplicar el protector solar:

  • Aplica una capa gruesa de protector solar 20 minutos antes de la exposición.
  • Usa el protector solar incluso estando bajo la sombrilla o en días nublados.
  • Haz hincapié en las zonas sensibles sobreexpuestas: frente, mejillas, nariz y labios.
  • Vuelve a aplicarlo cada dos horas y después de cada baño.

 Guía de las zonas de la cara de tu bebé donde aplicar con mayor importancia la crema solar protectora

Ahora que ya sabes todo lo necesario, descubre nuestros demás consejos para proteger del sol la piel de tu pequeño.

Sigue estos consejos para guardar el protector solar:

  • Cierra el envase del aerosol o la leche solar adecuadamente.
  • Evita dejarlo bajo la luz solar directa.
  • No conserves un protector solar abierto de un año para otro.