Con los huevos de Pascua, gallinas, campañas y conejos, la Pascua trae para los niños mucha alegría y asombro. Ellos disfrutan de esta fiesta de primavera desde muy temprana edad.
Puedes inspirarte en algunas de nuestras ideas que te presentamos para enseñarle a tu bebé las tradiciones de Pascua.
  • A partir de 3 meses: ¡huevos de colores!
Consigue algunos huevos coloridos de plástico o huevos pulidos de madera, decóralos con rayas o dibujos. Cuando los compres asegúrate de que no sean dañinos para tu bebé de ninguna manera en caso de que los pongan cerca de su boca. Cuando llegue la semana de Pascua coloca los huevos alrededor de la mesa de cambio de pañal. De esta manera tu bebé puede tomarlos mientras lo cambias, también puedes colocar los huevos en sus manitas y dejar que examine los colores y texturas de cada uno de ellos.
  • A partir de 3 meses: El espectáculo que nos brinda la naturaleza  
Si Pascua cae en una muy buena temporada, puedes poner a tu pequeño en el portabebés y sacarlo para que aprecie la naturaleza. En medio de un bosque, un parque o cualquier lugar al aire libre es una buena opción para que escuche el canto de los pájaros, el sonido del viento o bien el sonido del cauce de un rio, también puedes hacer que toque con su manita el tronco de un árbol, enseñarle a que sienta la suavidad de la hierba, que conozca el sonido del crujido de las hojas bajo los pies, etc. Juntos pueden admirar las coloridas flores y respirar su fragancia, aunque su hijo no parezca interesado en alguna de estas actividades puedes estar segura que disfrutará la sensación de tener naturaleza a su alrededor.
  • A partir de 6 meses: el sonido de las campanadas
Desde edad muy temprana los bebés son sensibles a los sonidos de su alrededor. En Pascua el sonido de las campañas está por todas partes, puedes buscar cascabeles o campanas de varios tamaños que produzcan diferentes tipos de sonidos y hacerlos sonar frente al bebé, después colócalos en las manos del pequeño, lo más probable es que intente sacudirlos para volver a escuchar los agradables sonidos.
  • A partir de 6 meses: la canasta de tesoros
Llena una pequeña canasta con paja suave, en ella oculta cierto número de objetos relacionados con la Pascua, pueden ser campanitas, figuras de conejos, esponjosas gallinas o pollitos, huevos decorados etc. Dale a tu bebé la canasta y deja que se tome su tiempo, poco a poco va a ir descubriendo las sorpresas que hay dentro, seguro quedará asombrado si le platicas algo sobre cada una de las sorpresas que encuentre en la canasta.
  • A partir de un año: ramo de primavera
Una caminata en la naturaleza con el bebé mientras recogen algunas ramas y flores es excelente. Cuando lleguen a casa, pon las flores en un recipiente grande y cuelga cierto número de huevos pintados de colores, pequeñas campañas, cascabeles y algunas otras decoraciones de Pascua. Permite que tu hijo admire el resultado y platica con él sobre cada uno de los objetos que hay en el ramo. Al igual que los árboles de navidad, el ramo de Pascua es una tradición fascinante para cualquier niño pequeño.
  • A partir de un año: Caza de los huevos de Pascua
Si su bebé ha empezado a caminar, puede organizar una pequeña y fácil cacería de huevos en el domingo de pascua, ya sea en el hogar o jardín (si tiene) coloca algunos huevos de pascua envueltos en papel brillante en el suelo. Traza una línea curveada (claramente visible) que lleve a tu pequeño hijo hasta la sorpresa de pascua (pueden ser chocolates o un pequeño juguete, dependiendo de su edad).
  • A partir de 18 meses: ¡huevos sorpresa!
Compra algunos huevos de cartón o plástico (del tipo que pueden ser divididos en mitades) y coloca pequeños objetos en su interior: pueden ser cochecitos u otros juguetes miniatura. Después dáselo al niño, con el primer huevo enseñe al bebé la manera en la que puede abrirlos, seguro le encantará descubrir lo que hay en el interior de los demás y se divertirá mucho abriendo y cerrando los huevos.
  • A partir de 2 años: decoraciones de Pascua
A los 2 años de edad, tu hijo ya tiene suficiente destreza para empezar a hacer actividades creativas: será muy placentero dibujar, pintar con los dedos y hacer collages simples. Toma un pedazo de cartulina gruesa y corta piezas en forma de gallinas, huevos, conejos o campañas y comienza a decorarlas. Dale a tu niño un poco de pintura, etiquetas adhesivas de colores, plumones, papel crepé, algunas plumas, bolitas de algodón y con eso ayúdales (si lo necesitan) a pegar la decoración en las figuras de cartón. Juntos pueden admirar los resultados y usarlos para adornar la habitación con los colores de pascua.
  • A partir de 2 años: ¡La canasta de pascua!
Tú y tu hijo pueden utilizar objetos de uso cotidiano en casa para hacer una canasta de Pascua. Los primero que deben hacer es encontrar una caja de cartón; puede ser un cartón de jugo de fruta, leche, también puedes utilizar una pequeña caja de zapatos o algo similar. Corta la parte superior de la caja y retira el sobrante, con esa pieza de cartón haz una manilla para la canasta. Tu hijo puede usar pintura, bolígrafos, etiquetas adhesivas de colores y papel de seda para decorarla. Una vez que esté terminada puedes usarla para recoger los huevos escondidos el domingo de pascua.
  • A partir de 2 años: El pequeño pollito
Coloca la mano de tu hijo sobre un trozo de cartulina amarilla, procura que tenga su pulgar estirado y separado de sus otros dedos. Traza una línea alrededor de su mano y corta con esa forma. Después dibuja sobre la cartulina un ojo y pico en el lugar del pulgar, luego juntos peguen pequeñas plumas blancas o amarillas en donde estaban los otros dedos y ¡ahí lo tienes! Un pequeño pollo con la forma de la mano de su pequeño.