El juego en los bebés y los niños Diciembre 2013

Elisa Ramos - Matrona

El juego es un medio por el que los pequeñines interactúan y se comunican con  las personas que les rodean. Por ello, jugar es esencial para el aprendizaje y el desarrollo de los bebés y los niños. Jugar con ellos forma parte de los cuidados que debemos proporcionarles y es tan importante como atender el resto de sus necesidades. Pero, ¿necesitan tantos juguetes como los que actualmente tienen la mayoría?

 

Seguramente la respuesta es no. Aun estando todos de acuerdo, se nos suele olvidar a menudo que los juguetes  invaden buena parte de la casa sin que haya una relación directa entre el espacio que ocupan y su utilización real. Nos dejamos llevar por la ilusión que nos hace regalar y compramos juguetes a los hijos  y los nietos más allá de lo recomendable. Precisamente ahora, ante la proximidad de las Fiestas Navideñas, convendría tenerlo en cuenta.

 

Recuerdo que en mi infancia los juguetes eran un lujo al que se accedía sólo una vez al año, cuando llegaban los Reyes Magos.  Con suerte, caía algún detalle el día que cumplías años y/o el día de tu onomástica.  Pero no tardó mucho en instalarse la tradición de Papá Noel, duplicándose en muchos casos los regalos navideños de niños y mayores. Por otra parte, también han aumentado las ocasiones y la cantidad de juguetes que los niños reciben a lo largo del año. Así, tener juguetes ha pasado de ser un lujo escaso y muy apreciado a ser algo normal, abundante y, casi siempre, mucho menos valorado por los niños.

 

Puede ocurrir que el juguete más sofisticado no despierte más interés que la novedad del primer día y pronto termine arrinconado. Y sin embargo, otras veces, el objeto más simple e insospechado puede convertirse en el mejor juguete. Al fin y al cabo, esto no es nada nuevo y siempre ha ocurrido, va entrando en juego a medida que los niños van creciendo en su fantasía. Lo importante es que los niños jueguen a diario, que lo hagan de diferentes maneras y por medio de  diversas actividades, tanto dentro de casa como al aire libre.

 

Para el desarrollo de tu pequeño es muy beneficioso que cada día dediques parte de tu tiempo a jugar con él, aunque también necesita jugar solo, para experimentar y descubrir cosas por su cuenta. Y, a medida que va creciendo, también deberá acostumbrarse a compartir su tiempo, sus juegos y sus juguetes con otros niños. No te preocupes si al principio se resiste.  Generalmente antes de los dos años no lo entienden bien, pero es bueno tratar de que lo vayan comprendiendo poco a poco y sin forzar situaciones.

 

A la hora de elegir nuevos juguetes, hay que considerar fundamentalmente la personalidad de tu pequeño/a. Si ya es capaz de manifestar qué es lo que más le gusta lo mejor es respetar su decisión, dentro de unos límites razonables.  Y procura tener en cuenta que cuanto más amplias sean las opciones de juegos y juguetes que le ofrezcas, independientemente de que sea niño o niña,  más oportunidades de enriquecer su desarrollo le estarás dando.  A estas alturas a nadie debería sorprender que un niño quiera jugar, por ejemplo,  a las cocinitas y una niña con un coche o un balón.

Tu valoración

¿Tienes alguna duda? ¿Te gustaría contarnos tu experiencia? #Mustelaresponde

Enviar un mensaje