Beneficios e inconvenientes del Baby Led WeaningSeptiembre 2017

A partir de los 6 meses, la lactancia materna sigue siendo el principal alimento del bebé (hasta que cumpla 1 año), pero ya se pueden incorporar a su alimentación otros alimentos (que no es lo mismo que productos infantiles) como complemento. Es a lo que se llama Alimentación Complementaria. Hace unos años, la Asociación Española de Pediatría ya hablaba y aprobaba el Baby Led Weaning como un buen sistema para comenzar a dar alimentos sólidos a los bebés. Una vez que éste haya adquirido ciertas habilidades motoras (se mantenga sentado con la cabeza erguida, pierde el reflejo de extrusión por lo que puede llevarse alimentos al fondo de la boca, es capaz de coger cosas con los dedos y muestra curiosidad por los alimentos), se le ofrecen al bebé diferentes alimentos de consistencia blanda y pequeño tamaño, sin triturar, dejando que él mismo los manipule y se los lleve a la boca. Aquí es muy importante que los alimentos que se ofrecen tengan la consistencia, la textura y el tamaño adecuados a su edad para evitar atragantamientos.

 

Beneficios del Baby Led Weaning

 

El principal beneficio es que este sistema contribuye a que el bebé desarrolle las habilidades de masticación, motricidad fina y coordinación, además de aumentar la seguridad y la confianza en sí mismo, ya que es él quien toma la iniciativa. De forma secundaria, aunque no menos importante, existen otros beneficios:

 

  • El bebé se acostumbra a probar más variedad de alimentos y es posible que los acepte más fácilmente en el futuro.
  • Se evitan los perjuicios y las manías con las comidas.
  • La diversidad alimentaria es mayor, pues cualquier tipo de alimento puede estar presente en cualquier comida. Además, se ofrecen siempre alimentos y no productos comestibles, con lo que se evita el consumo de procesados desde pequeños.
  • No existe un calendario de incorporación de alimentos, sino que se pueden ofrecer todo tipo de alimentos a excepción de aquellos con los que pueda atragantarse y algunos que se deben evitar antes del año de edad.
  • Mayor (o más temprano) desarrollo de habilidades motoras y visuales, así como de coordinación.
  • Mayor control de la velocidad a la que se come, lo que permite una mejor adecuación a su sensación de saciedad.
  • Se estimulan los sentidos, puesto que dejamos que explore: que toque, que estruje, que lance o que huela.
  • Se respeta mucho más al bebé, a su ritmo, a sus preferencias.
  • Se favorece su seguridad, ya que siente que sus padres le ven capaz y confían en él.
  • Existe un menor riesgo de padecer sobrepeso a largo plazo ya que no se interfiere en los procesos de regulación de la ingesta, pues se respeta su hambre y su saciedad dejando que coma la cantidad que necesite en ese instante.
  • No se obliga ni coacciona al bebé a comer, por lo que no se inician relaciones emocionales inadecuadas con la comida, que pueden tener consecuencias negativas a medida que crece.
  • Tienden a atragantarse menos, pues experimentan con sólidos desde el primer momento.
  • No requiere proceso de transición entre los triturados y los sólidos.
  • El bebé nunca come solo sino que lo hace junto a otro miembro de la familia, siendo uno más en la mesa, y compartiendo la comida de los demás (adaptada a su tamaño y consistencia).
  • El acto de comer no se convierte en un momento de tensión ni enfado sino que el bebé aprende a comer jugando e imitando a su familia, con la que no sólo comparte plato sino también la mesa y la diversión.

 

Inconvenientes, ¿es peligroso?

 

La única precaución importante a tener en cuenta es el atragantamiento. Para ello, evitar alimentos sólidos duros, que cueste trabajo masticar o estrujar con las mandíbulas, o bien que tengan facilidad para pegarse a las paredes del esófago. Además, siempre deberá haber un adulto con el bebé mientras come y jamás se le debe dejar solo.

 

Otro aspecto a tener en cuenta (que no es un inconveniente en sí mismo) es que deberemos estar más preparados para limpiar después de las comidas, aunque no deja de ser divertidísimo. No existe mayor riesgo para el bebé iniciar la alimentación complementaria con el Baby Led Weaning en relación al sistema de triturados, pero sí muchas más ventajas. 

 

 

Tu valoración

¿Tienes alguna duda? ¿Te gustaría contarnos tu experiencia? #Mustelaresponde

Enviar un mensaje