⏳ ¡Este septiembre, ENVÍOS GRATIS en todos los pedidos!⏳

Sí, ¡planificar una rutina para el baño respetuosa con el medio ambiente y compatible con la familia es posible! ¡Fíjate en estos 6 gestos fáciles de implementar para reducir el consumo de agua, artículos de aseo personal y plástico!

De manera similar a los propósitos de año nuevo, el inicio del año escolar en septiembre es, sin duda, el momento PERFECTO para tomar adoptar una nueva rutina. A parte del tradicional «comer y dormir mejor» (o, en realidad, solo «dormir»…), «consumir menos y mejor» se considera una de las intenciones prioritarias, sobre todo en esta época de tantos gastos en material (unos 224 € por hijo al empezar el jardín de infancia*). ¿Tu reto? Tomar las decisiones más adecuadas para adoptar una rutina más respetuosa con el medio ambiente sin convertirla en una pesadilla para la vida familiar. Así que no te preocupes, no hablamos de inodoros secos ni de la captación de agua de lluvia; nos referimos a rutinas sencillas que pueden implementar tanto los niños como los padres.

1. Reduce el número de baños para consumir menos agua

Un bebé disfruta de su baño con un reductor de bañera para ahorrar agua, al reducir la cantidad necesaria

 

Al reducir el número de baños y la cantidad de agua necesaria para llenar una bañera convencional, ahorrarás una cantidad considerable de agua al día. © Mustela

Probablemente, darse un baño ocupa la posición más alta del ranking en lo que a consumo excesivo de agua se refiere. Aun así, los baños aportan muchos beneficios: contribuyen al desarrollo sensorial de los bebés desde el nacimiento, ayudan a los niños a relajarse y son un momento fantástico para fomentar su imaginación... En resumidas cuentas, sería una lástima no incluirlo en nuestra rutina, sobre todo porque es la manera más fácil de limpiar a los bebés.

Gestos ecológicos para no malgastar agua en el baño 

  • Adquiere un reductor de bañera para limitar la cantidad de agua
  • Limita el número de baños de los niños a partir de años 2, alternando con duchas rápidas durante la semana
  • Baña a los hermanos juntos en la misma bañera si tienen edades compatibles

 

2. Toma duchas más rápidas para reducir el consumo de agua 

Una niña se enjabona el cabello en la ducha, reduce el consumo de agua en comparación con una bañera

Puede que pienses que una ducha caliente de 15 minutos es más ecológica que un baño. ¡Pues te equivocas! Para evitar el desperdicio de agua, acorta la ducha a 5 minutos. © Mustela

¿Sabías que si pasas más de 15 minutos bajo la ducha acabas gastando tanta agua como si te dieras un baño?

De 150 a 200 litros de agua

Esta es la cantidad estimada de agua que gastamos al darnos un baño, a diferencia de los 60 a 80 litros de agua de una ducha de 5 minutos…

Fuente

Gestos ecológicos para ahorrar agua en la ducha 

  • Limita el tiempo que pasas bajo la ducha: como máximo de 5 a 8 minutos
  • Hazte con un regulador de agua: este pequeño accesorio, que se fija entre la manguera y el cabezal de la ducha, te permite parar el agua mientras te enjabonas sin perder los ajustes (temperatura y flujo)

Para saber más te invitamos a leer el articulo de la fundación Aquae.

El consejo de Marion

Madre de 3 niñas de 12, 5 y 5

«A mis hijas les encanta bañarse, así que para hacer las duchas más emocionantes hemos creado el «torneo de duchas rápidas». Consiste en darse un agua rápida al llegar del colegio, con el objetivo de enjabonarse lo más rápido posible. Esto facilita nuestra rutina nocturna, y reservamos el baño para las noches del sábado.»

 

3. Cierra el grifo cuando te laves las manos, los dientes y la cara

Una niña cierra el grifo al lavarse los dientes y la cara para ahorrar agua

A nivel familiar, está claro que cerrar el grifo es el gesto que marcará la diferencia. Al lavarnos los dientes o las manos, ¡se puede desperdiciar una cantidad considerable de agua en cada hogar! Confía en los más pequeños de la casa, se acostumbrarán enseguida, ¡y serán los primeros en recordártelo!

15 litros

Es la cantidad de agua que se puede ahorrar cada vez que te lavas las manos si cierras el grifo mientras te enjabonas.

10 lavados de manos = ¡una bañera llena!

Fuente

 

5 gotas

al día suman unos 1110 litros de agua desperdiciada al año, si cierras mal el grifo.

Fuente

 

4. Usa todo el contenido de cremas y líquidos para no desperdiciar producto

Una madre se asegura de utilizar todo el producto disponible de sus cosméticos de baño antes de tirar el envase
Corta la botella para acceder al resto del producto. ¡Con esto ahorrarás en artículos de aseo personal y dinero! © Mustela
 

Hay otro pequeño hábito que puede marcar la diferencia... en tu ahorro: ¡recupera todo el producto del interior de botellas o tubos antes de tirarlos!

Gestos ecológicos para evitar residuos

  • Corta el envase para recuperar el producto restante y consérvalo en un plato pequeño o un bote de cristal reutilizable (solo tienes que quitar las etiquetas).

 

5. Apuesta por productos de cuidado personal multiusos para evitar residuos

Producto de higiene de Mustela para toda la familia y multiusos, para reducir residuos y ahorrar
Un jabón para toda la familia y agua micelar para el bebé y ¡como desmaquillante para mamá! © Mustela
 

¿Alguna vez has contado el número de productos de cuidado personal que utiliza tu familia al preparar la maleta de tus hijos? Geles, bálsamos, champús, agua micelar, etc. Cada miembro de la familia tiene sus propios productos, ¡lo que da un aspecto de mercadillo a nuestro baño!

Gestos ecológicos para evitar residuos 

  • Apuesta por productos multiusos. Si un producto es bueno, lo es para toda la familia. Tanto si se trata de un gel limpiador (un producto bueno para la piel atópica también será adecuado para tus hijos), un bálsamo universal para áreas secas (para hidratar la cara, las manos, los labios, etc.) o agua micelar que se puede utilizar para limpiar el culito del bebé y eliminar el maquillaje (¡incluso el de los ojos!) Nuestro consejo: recomendamos el uso de productos sin fragancia o con esencias naturales ideales para toda la familia.

 

6. Piensa en reciclar

Una madre limpia el rostro de su hija con las toallitas reutilizables y lavables de Mustela para reducir los residuos innecesarios
 
Las toallitas desechables son muy cómodas para los niños y los padres, pero también lo son las toallitas lavables: ¡muy prácticas y sencillas de usar! © Mustela
 

Otro esfuerzo para «consumir menos y mejor» consiste en reducir los productos desechables, como los discos de algodón o las toallitas. Hablamos de «reducir», en lugar de eliminar, ya que las toallitas para bebés aún pueden ser muy útiles cuando un pañal comienza a gotear sobre la marcha, por ejemplo.

9 %

Este es el porcentaje de residuos de plástico que se reciclan, de los 6900 millones de toneladas producidas desde 2015.

Fuente

Gestos ecológicos para evitar residuos 

  • Elige productos pensados para un reciclaje más fácil, como cepillos de dientes de madera, bastoncillos de algodón de bambú y algodón natural, o incluso toallitas biodegradables y compostables. Si quieres ir un paso más allá, puedes sustituir los discos de algodón por una versión lavable y que pueda utilizar toda la familia.

Descarga este recordatorio y cuélgalo en casa. Os ayudará a recordar estos pequeños gestos a diario y ¡animará a tus hijos a ser más independientes!

*fuente