¿Puedo tomar alcohol si estoy dando el pecho?

Es posible que te hayas preguntado alguna vez qué cantidad de alcohol puedes tomar si estás dando el pecho a tu bebé, si éste atraviesa la placenta o cómo puede llegar a afectar al bebé que consumas alcohol en la lactancia.

De sobras es conocido que no se recomienda consumir alcohol durante el embarazo por los efectos dañinos que puede ocasionar en el desarrollo del feto. Pero, ¿durante la lactancia ya sí se puede tomar? Pues bien, aunque algunos estudios indican que elevadas dosis de alcohol en la leche materna pueden ocasionar convulsiones y coma en el bebé, existen ciertas controversias sobre los efectos indeseables que puede provocar el consumo de cantidades moderadas de alcohol por parte de la madre que da el pecho. Hasta la fecha, no hay evidencia que apoye de forma sustancial una asociación de causalidad entre el consumo moderado de alcohol de la madre y el deterioro cognitivo del bebé. Según la plataforma e-lactancia.org, que establece el nivel de riesgo en la lactancia del consumo de numerosas sustancias, el alcohol se sitúa en nivel de riesgo, lo que significa que no se debe tomar o bien se debe hacer de forma moderada y ocasional. Y aquí nos detenemos para dejar claro qué se entiende por CONSUMO MODERADO. Un consumo moderado de alcohol es la ingesta inferior a 0,5 gramos de alcohol por cada kilo de peso por día. Bajo esta premisa no estamos recomendando tomar alcohol sino indicando las cantidades que podrían considerarse máximas para que no supongan riesgo para el bebé.

Y si tomo alcohol, ¿cuándo lo podría tomar?

Es importante saber que el alcohol pasa rápidamente a la leche, alcanzando sus concentraciones máximas a los 30-60 minutos tras la ingesta, y su disminución en sangre (y en la leche) también es rápida. El tiempo que transcurre desde la ingesta de alcohol hasta que éste desparece de la sangre depende del peso de la madre (a mayor peso, más tiempo) y de la cantidad de alcohol (a mayores niveles, más tiempo). Por tanto, se recomienda que en caso de beber algo de alcohol, hacerlo después de dar la toma.

Consecuencias para el bebé de la ingesta de alcohol durante la lactancia

El alcohol es una sustancia tóxica que, tras ingerirse, pasa a la sangre y de ahí a la leche. Entre los efectos que produce en la madre que amamanta, se encuentran la disminución de la secreción de prolactina y oxitocina, hormonas responsables de la producción y eyección de la leche. Hasta la fecha, las investigaciones parecen indicar que los efectos del consumo moderado de alcohol durante la lactancia son pequeños y no están bien demostrados, por lo que aunque la recomendación principal será evitar la ingesta de alcohol (como para cualquier persona), se pueden tomar pequeñas dosis de forma moderada y ocasional. Es peor para el bebé dejar de tomar el pecho (o decantarse por un biberón) por haberse tomado dos copas de vino que dar lactancia materna con algo de alcohol. En caso de que las dosis de alcohol sean muy elevadas, resulta más peligroso poder cuidar al bebé en ese estado que la cantidad de alcohol que pudiera tener la leche, por lo que se recomendaría pedir ayuda profesional para dejar de beber. Espero haber resuelto tus dudas, pero si tienes alguna pregunta: #MustelaResponde

También te interesa

Imagen
¿Qué aspecto tiene un recién nacido?
Bebé

Desarrollo infantil

¿Qué aspecto tiene un recién nacido?

Imagen
Fontanela mayor del bebé
Nacimiento

Primeros cuidados del bebé

La fontanela mayor del bebé: falsas creencias

Imagen
Síndrome de Hipotensión Supina
Embarazo

Preparándose para el nacimiento

Síndrome de Hipotensión Supina: qué es y cómo evitarlo