Preguntas más frecuentes sobre el cuidado del cordón umbilical

Durante el embarazo, tú y tu bebé estáis unidos por el cordón umbilical. Al nacer, se corta, quedando una pequeña parte unida al abdomen de tu bebé. Hasta que se caiga, deberéis cuidarlo en casa para evitar que se infecte.

El cordón umbilical es lo que os mantiene unidos a ti y a tu bebé mientras está en el útero. A través de él, la placenta enviará el oxígeno y los nutrientes necesarios para su desarrollo. Es gelatinoso, blanquecino y está formado por dos arterias y una vena. Mide entre 40 y 60 cm. y es bastante resistente.

Una vez que se produce el nacimiento y, generalmente cuando el cordón deja de latir, se corta y se pinza, para evitar que sangre, a unos 2-3 centímetros del abdomen de tu bebé. Es indoloro y la parte que queda unida al bebé se llama muñón umbilical.

¿Cuánto tardará en caerse?

El cordón umbilical comienza a secarse rápidamente, se arruga y se pone marrón, hasta que finalmente se desprende. Por norma general, tarda entre 7 y 21 días. Luego queda una pequeña herida que se cicatriza en unos días.

¿Cómo limpiarlo?

Lo más importante es mantener el cordón limpio y seco. Puedes bañar al bebé desde el primer día, pero recuerda secar bien la zona después. Debes saber que no le hace ningún daño al bebé. Hay pañales de recién nacido que vienen recortados por delante para que quede más expuesto al aire y favorecer así el secado y la cicatrización. También puedes doblar la parte de arriba del pañal destapando el ombligo. En cada cambio de pañal, seca meticulosamente la zona del ombligo. Y no olvides lavarte bien las manos antes de tocar el cordón de tu bebé.

¿Cómo hay que curarlo?

No es necesario utilizar los antisépticos, como alcohol, povidona yodada o colhexidrina. Los últimos estudios demuestran que los cordones umbilicales que no reciben tratamiento cicatrizan antes y tienen menos riesgo de infección. Cuando se desprenda por completo, puede que quede un poco de sangre seca en forma de costra. Es normal. Se la puedes retirar con cuidado durante el baño, pero no trates de eliminarla bruscamente.

En algunas ocasiones, cuando se desprende el cordón, queda un pequeño nódulo llamado “granuloma”. Puede desaparecer solo o necesitar ser tratado con nitrato de plata. No tiene terminaciones nerviosas con lo que es indoloro para el bebé.

¿Qué es lo que no hay que hacer?

  • No intentes abrir la pinza ni tirar de ella.
  • No es aconsejable poner una gasa o venda tipo faja alrededor del abdomen del bebé hasta que se caiga. Puede causarle molestias digestivas o favorecer una infección.
  • Tampoco se aconseja poner una moneda sobre el ombligo, una vez que se ha caído, para que éste quede hacia dentro.
  • No estires del cordón para arrancarlo, aunque solo quede un hilo fino para que se desprenda.
  • No utilices aceites ni cremas en la zona.

Debes preocuparte y consultar a tu pediatra en los siguientes casos:

  • Si el cordón tiene mal olor o supura líquido amarillento.
  • Si la piel de alrededor está muy roja y caliente.
  • Si tarda más de 21 días en caerse.
  • Si el bebé llora cada vez que tocas o manipulas el cordón.
  • Si tiene un sangrado rojo o continuo.
  • Si una vez que se ha caído el cordón, notas que cuando tu bebé llora el ombligo sale hacia fuera. Puede tratarse de una hernia umbilical.

 Si tienes cualquier otra duda sobre tu embarazo o quieres más información sobre alguna de éstas no dudes en consultarnos en #MustelaResponde.

También te interesa

Imagen
Ropa recién nacido verano
Nacimiento

Primeros cuidados del bebé

Consejos para el cuidado del recién nacido en verano