Beneficios y utilización de la pelota suiza en el embarazo

Durante el embarazo se producirán en tu cuerpo numerosos cambios físicos. Es fundamental que estés bien preparada para que este proceso se lleve a cabo con normalidad y con los menores riesgos posibles. Para ello, es necesario la práctica regular de ejercicio.

La pelota suiza reúne los requisitos para ser considerada segura y eficiente para conseguir un embarazo saludable y un parto sin complicaciones. Los beneficios que obtendrás no solo te ayudarán a mantener el peso, sino que fortalecerán tu musculatura y estimularán tu circulación sanguínea.

¿Qué es la pelota Swiss Ball o Pelota suiza?

Se trata de una pelota de vinilo, hinchable, con un diámetro entre 65 centímetros y 85 centímetros dependiendo de tu altura y que te permite realizar distintos tipos de ejercicios sobre ella. Debe ser fuerte y aguantar entre 113 y 136 kilogramos de peso, específica para los ejercicios (fitball) y debe tener la característica “antiexplosión”.

Los ejercicios son sencillos y se pueden practicar cómodamente en casa. Son ejercicios ligeros, que fortalecen y tonifican tus músculos y que además mejoran la postura, la respiración y la concentración.

¿Qué beneficios tiene?

Durante el embarazo, al sentarte sobre la pelota, adoptas una posición más relajada, y al ser flexible, se absorbe el impacto de tu peso, reduciéndose la presión sobre la pelvis y aliviando el dolor de la espalda. Sentada sobre una pelota, las caderas quedan más altas que las rodillas y la pelvis se coloca en una posición que facilita la correcta colocación de tu bebé. Al ser inestable por su forma, estimula el tono muscular para mantenerte alineada.

Durante el parto, estarás mucho más cómoda sentada sobre la pelota que en una cama o silla. En el periodo de dilatación, te ayudará a disminuir el dolor de las contracciones  y facilitará el descenso de la cabeza de tu bebé ya que mantienes la pelvis en movimiento. Además, al no tener la espalda sobre un respaldo permite que tu pareja te pueda realizar un masaje en la zona lumbar para aliviar las molestias en esa zona.

Después de dar a luz, la pelota te puede ayudar a recuperar el tono de los músculos del suelo pélvico. También puedes utilizar la pelota con tu bebé, haciendo ejercicios de tonificación y estimulación.

¿Cuándo es recomendable utilizar la pelota?

La pelota la puedes utilizar desde el primer hasta el último día de embarazo, pero es a partir de los seis meses cuando más vas a notar sus ventajas. El hecho de sentarte en la pelota en lugar del sofá realizando suaves círculos con tus caderas hacia ambos lados, moviliza las articulaciones de la pelvis y las preparar para el parto, fortalece tus músculos y alivia la presión de tu espalda. Si por tu trabajo tienes que permanecer muchas horas sentadas, puedes alternar la silla con la pelota para evitar la compresión de las venas de las piernas favoreciendo la circulación sanguínea y evitando la aparición de varices.

Muchos ejercicios los puedes hacer mientras ves la televisión o incluso leyendo un libro o revista. También, puedes llevarla al hospital, aunque en la mayoría de las maternidades disponen de ellas para el periodo de dilatación.

¿Qué ejercicios puedo hacer con la pelota?

  • Siéntate sobre la pelota e intenta mantenerte erguida. Con esta postura trabajas los músculos abdominales y dorsales.
  • Con las piernas separadas y las rodillas dobladas mueve la pelvis de adelante hacia atrás.
  • Repite lo mismo balanceándote de lado a lado de las caderas.
  • Posteriormente realiza círculos en sentido de las agujas del reloj y a la inversa.

La pelota suiza puede ser una gran aliada en tu embarazo. Solo con diez minutos al día preparará tu cuerpo para el parto. Además, te resultará muy cómoda y fácil de usar, no te cansará y notarás sus beneficios desde el primer día.

También te interesa

Imagen
estríasbebe
Embarazo

Preparándose para el nacimiento

Consejos para evitar las estrías durante el embarazo

Nacimiento

Amamantamiento

Beneficios de la cerveza sin alcohol en el embarazo y la lactancia