Tips para prevenir la candidiasis vaginal en el embarazoJulio 2019

La candidiasis es una infección producida por un hongo generalmente cándida albicans (de ahí que se suela llamar candidiasis) pero puede haber otros hongos. Normalmente este hongo está presente junto con otros microorganismos en la vagina formando parte de la microbiota vaginal. Cuando hay un desequilibrio entre los microorganismos y su crecimiento se descontrola aparece la infección. Por tanto, no es una infección de transmisión sexual.

 

 

¿Por qué en el embarazo son tan frecuentes?

 

En el embarazo las bacterias que mantienen a raya a los hongos pueden verse disminuidas por varios motivos. Por un lado, los cambios hormonales alteran el Ph de la vagina y esto hace que los hongos puedan crecer más fácilmente. Y por otro, tu sistema inmunológico está debilitado lo que también favorece la infección por hongos. Si además tienes diabetes gestacional y no está bien controlada, las probabilidades de tener un episodio durante el embarazo aumentan.

 

¿Qué puedo hacer si creo que tengo una infección?

 

Acude cuanto antes a tu médico o matrona para que te recoja un exudado vaginal. Como los síntomas son claros y el resultado del exudado tarda unos días, te pondrán tratamiento en ese momento para que empieces cuanto antes y desaparezcan los síntomas.

 

¿Qué tratamientos se pueden tomar en el embarazo?

 

En el embarazo se puede y se deben tratar los hongos con antifúngicos. Se aplican bien en crema o bien en óvulos vaginales en la zona afectada, ya que los tratamientos orales están contraindicados en el embarazo.

 

¿Se puede contagiar mi bebé o mi pareja?

 

La candidiasis en principio es inofensiva para tu bebe durante el embarazo. Pero en el parto, al atravesar la vagina, si esta estuviese contaminada por hongos se podría contagiar y podría tener una candidiasis oral o una conjuntivitis por hongos. Por eso se debe tratar y, aunque no es una infección de transmisión sexual, se recomienda no tener relaciones sexuales hasta completar el tratamiento y/o mientras duren los síntomas. Tu pareja también podría contagiarse en cuyo caso comenzaría con picor y enrojecimiento y debería también tratarse. Si no tiene síntomas no es necesario.

 

 

¿Se puede evitar la candidiasis?

 

Mas que evitarlo, que no siempre está en tus manos, ya que los hongos están en tu organismo y no puedes evitar que les afecten los cambios que se producen en el embarazo, lo que puedes hacer es prevenir actuando en las causas que favorecen su crecimiento.

 

  • Evita la humedad, a los hongos les encanta. Si estás en la piscina o playa no permanezcas con el bañador o biquini mojado después de bañarte, ni permanezcas sentada en el borde de la piscina para remojarte los pies.

 

  • No te laves en exceso los genitales. Con la ducha diaria es suficiente y nunca te des duchas vaginales.

 

  • Si tomas antibióticos, los probióticos te pueden ayudar a prevenir los efectos secundarios de estos. Los antibióticos se toman cuando hay una infección bacteriana concreta, pero actúan de manera genérica en todo el cuerpo y afectan a todas las bacterias (buenas y malas) incluidas las encargadas de mantener el equilibrio de la microbiota vaginal.

 

  • Utiliza ropa de algodón. Si tienes mucho flujo (que en el embarazo es normal) cámbiate frecuentemente de braguitas y evita el uso de salvaslip.

 

  • No dejes el tratamiento aunque mejores hasta no completarlo del todo.
Tu valoración

Enviar un mensaje