Tips para evitar los celos ante la llegada del hermanitoMarzo 2017

La llegada de un bebé supone un gran cambio en la vida familiar, por eso es habitual que la nueva situación provoque celos en los hermanos mayores. Es un sentimiento normal y debes estar preparada para ello. Y es que tu pequeño necesitará un tiempo para adaptarse a la nueva experiencia.

 

¿Por qué surgen los celos?

 

Los celos son emociones que pueden surgir en algunos niños por el miedo a perder el cariño y la atención de su madre cuando nace un hermanito. Es un proceso de adaptación que tendrá que vivir tu hijo. Tú puedes ayudarle a superarlo y enseñarle a compartir a sus padres si preparas con antelación la llegada del nuevo bebé.

 

Durante el embarazo

 

Háblale de la llegada de su hermano en un lenguaje comprensible y adaptado a su edad. Para los más pequeños puedes encontrar cuentos con ilustraciones que les ayuden a entender el embarazo y cómo nacen los bebés. Déjate guiar por sus preguntas en cuanto a la cantidad de información que darle. Según se vaya despertando su interés, irá pidiéndote más detalles.

 

Otra forma de preparar a los niños ante la llegada de un bebé es haciéndoles partícipes del proceso dejándole acompañarte a las ecografías, ayudando a decidir el nombre del bebé o preparando la nueva habitación. También sería aconsejable ver juntos fotografías o videos de su nacimiento y de sus primeros meses para que vea cómo será su hermanito y como lo tendrá que cuidar.

 

Visita familiares o amigos que acaben de tener un bebé

 

En las últimas semanas es importante que le prepares para el momento del nacimiento del bebé, es decir deberás explícarle cuantos días estarás en el hospital cuando nazca su hermanito, quien le va a cuidar, quien le llevará al cole o donde va  dormir.

 

Los primeros días es probable que le haga ilusión visitarte en el hospital, por lo que nuestro consejo es que intentes que sea un encuentro íntimo y que no haya más visitas en ese momento, para que te puedas dedicarte a él en exclusiva. Anímale a que exprese y exteriorice sus emociones, aunque no sean las que te gustaría oir y nunca ridiculices sus sentimientos. Se comprensiva con sus llamadas de atención, ya que es normal que tenga regresiones a etapas anteriores, que sea más desobediente, que llore más de lo habitual o que se comporte como el nuevo bebé.

 

Antes la llegada del hermanito, respeta sus tiempos. Si no muestra interés por su nuevo hermanito, no le fuerces y recuerda que son fruto del miedo a perder tu cariño.

 

 

La vuelta a casa

 

Una vez ya estáis en casa con el nuevo bebé, no introduzcas cambios en su rutina durante las primeras semanas como dejar el chupete, retirar el pañal, cambiarle de habitación. Deja que te ayude  con el cuidado del bebé, pero sin que sea una obligación para él. Si le dejas que se involucre se sentirá más integrado en la nueva familia.

 

Además, es recomendable respetar sus pertenencias, sus espacios, sus juguetes... Deja que se acerque y que mire o acaricie todo lo que quiera a su nuevo hermano ententa dedicarle todos los días algunos minutos a solas, prestándole toda tu atención.

 

La llegada de un nuevo miembro en la familia es un momento maravilloso y especial. Los celos son emociones normales y en la mayoría de los casos se resuelven solos. Además, no suelen ser  graves. Tu pequeño solo necesita un poco de tiempo y tu apoyo y comprensión. Cuando  se acostumbre a los nuevos cambios y sienta que es querido y mimado como siempre desaparecerán.

Tu valoración

¿Tienes alguna duda? ¿Te gustaría contarnos tu experiencia? #Mustelaresponde

Enviar un mensaje