Refrescos y otras bebidas: ¿son aconsejables en el embarazo?Julio 2017

Es evidente que en verano, época de altas temperaturas, aumenta la necesidad de hidratarnos y, por tanto, es posible que se incremente nuestra sensación de sed. En ese caso, y en especial durante el embarazo y la lactancia, así como en niños y personas mayores, es muy importante mantenerse bien hidratados. Para lo cual, la mejor opción es el agua. Ni la cerveza hidrata, ni un refresco cubrirá la necesidad de reponer el agua y los electrolitos corporales. Para esto último tenemos un mundo lleno de variedad y color: la fruta, que también aporta gran cantidad de agua.

 

 

Refrescos y otras bebidas: ¿calman la sed?

 

 Debemos recordar que la recomendación de la OMS (Organización Mundial de la Salud) es la de no superar los 25 gramos diarios (para un adulto sano que necesite unas 2000 kcal al día). Por tanto, ninguna de estas bebidas es saludable, y mucho menos nos calmará la sed. De hecho, las cantidades de azúcar que contienen lejos de favorecer el equilibrio hídrico inducen una mayor sensación de sed. En conclusión, los refrescos no son la mejor opción ni para hidratarse ni para la salud. Entonces, ¿sólo hay que beber agua? La respuesta simple sería “Sí”. Sin embargo, dado que el verano incita a refrescarse, podemos preparar nuestros propios Refrescos Caseros, saludables y sin azúcares añadidos.

 

 

Cómo preparar refrescos caseros saludables

Si el agua nos resulta aburrida e insípida y queremos dar un toque diferente de color y sabor, podemos prepararnos bebidas en casa que no tienen nada que envidiar a cualquier refresco comercial. La base de un refresco casero saludable es el agua (o agua con gas) y la fruta o la verdura, con el objetivo de poder disfrutar de nuestra bebida hidratante, sin azúcares añadidos, sin excipientes y con mucho sabor y originalidad. En este sentido, las combinaciones son infinitas, sólo necesitas un poco de imaginación.

 

A continuación te dejamos una receta de uno de estos refrescos caseros: 

 

 

GinTonic, sin Gin y sin Tonic

Ingredientes: agua con gas, pepino, lima, enebro, cardamomo, pimienta rosa, flor de hibisco y menta. Hielo.

 

Elaboración: Cortar unas rodajas de pepino y dar forma a los bordes. Pelar la lima y usar la cáscara como adorno y aromatizante. Poner en la copa agua con gas fría, hielo, las rodajas de pepino, las especias y unas hojas de menta. Decorar con la piel de la lima.

Tu valoración

Enviar un mensaje