¿Qué hacer si mi bebé viene de nalgas?Junio 2018

La posición de tu  bebé al final del embarazo es muy importante para determinar el tipo de parto. La mayoría de los bebés se colocan alrededor de la semana treinta con la cabeza hacia abajo, o lo que es lo mismo en posición cefálica, preparándose así para un parto vaginalEntre un 3 y un 5% de los bebés llegan a las últimas semanas de embarazo en una posición más complicada para un parto y colocan sus nalgas sobre tu pelvis con la cabeza en la parte de arriba, es decir, en posición podálica. Es difícil determinar la causa. Los bebés se pueden colocar así por varios factores: por el tamaño de tu pelvis, por la forma de tu útero, porque has tenido poca movilidad durante el embarazo, porque hay poco líquido amniótico  o simplemente porque se encuentran más cómodos. En un principio, si tu bebé está de nalgas, tiene la posibilidad de girarse hasta el día del parto, pero hay que tener en cuenta que cuanto más grande sea el bebé, menos espacio tendrá para girarse sin dificultad.

 

 

¿Qué puedo hacer si mi bebé está de nalgas?

 

 

Moverte

 

Es muy importante desde el principio del embarazo que tengas una rutina de ejercicio tres o cuatro días a la semana para disminuir la posibilidad de que tu bebé se coloque de nalgas. La natación (mejor boca abajo), el yoga o el pilates son las actividades más recomendadas. Si llegada la semana 32, tu bebé aún no se ha dado la vuelta, hay dos ejercicios que puedes realizar para ayudarle a girar. El objetivo es conseguir que se desencaje de la pelvis, y una vez conseguido que se gire con la ayuda de la gravedad. El primero consiste en tumbarte boca arriba y colocarte cojines o almohadas debajo de tu pelvis de forma que quede por encima de tu cabeza. Intenta mantener la postura unos 15 minutos. Si no estás cómoda puedes hacerlo de lado. Para el segundo ejercicio, colócate a cuatro patas o posición del gato bien con los brazos apoyados y estirados o bien flexionados. Lo importante es que la cabeza esté a un nivel más bajo que tu pelvis. Intenta aguantar otros 15 minutos.

 

Antes de comenzar los ejercicios, ponte música relajante y realiza dos o tres respiraciones profundas que te ayuden a relajar los músculos y a conectar con tu bebé. También es muy recomendable utilizar a diario la pelota de pilates realizando  movimientos circulares y laterales unos 20 minutos. La puedes utilizar en casa o incluso en el trabajo si tienes que pasar muchas horas  sentada sustituyéndola por tu silla habitual.

 

 

La moxibustión

 

Es una técnica milenaria de la medicina tradicional china que consiste en estimular un punto (BL67) situado en el lado externo del dedo pequeño del pie. La estimulación se realiza mediante el calor que desprende la combustión de una hierba (Artemisa) que está prensada en forma de puro. Esta técnica se aconseja a partir de la semana 32 y se realiza diez minutos al día en cada pie. La primera sesión la realiza un profesional y os enseñará cómo realizar las siguientes sesiones en casa. Es una técnica totalmente segura tanto para la mamá como para el bebé y tiene un porcentaje de éxito de un 70%.

 

 

Versión cefálica externa

 

Si las dos primeras no son efectivas, te ofrecerán la técnica de la versión cefálica externa. Se realiza siempre en el hospital, por un ginecólogo y en la semana 37 para que tu bebé ya esté a término. Consiste en girar manualmente desde fuera al bebé través de tu abdomen. Normalmente te administran antes una medicación para relajar el útero y se realiza bajo control ecográfico. Primero se intenta sacar al bebé de la pelvis y luego se intenta girar. La técnica se considera segura, está avalada mundialmente por todos los organismos sanitarios y tiene un porcentaje de éxito del 80%.

 

 

¿Y si al final no se consigue que gire?

 

Lo más probable es que te ofrezcan una cesárea. En el año 2000 se realizó un enorme estudio en el que se concluyó, que el parto de nalgas tenía más riesgo para el bebé que una cesárea. Desde entonces, solo en algunos hospitales existe la posibilidad de que te ofrezcan un parto vaginal seguro siempre y cuando se cumplan determinadas condiciones.

Tu valoración

¿Tienes alguna duda? ¿Te gustaría contarnos tu experiencia? #Mustelaresponde

Enviar un mensaje

VER TAMBIÉN: