¿Por qué llora el bebé? Tips para calmarlo según la causaDiciembre 2016

Algunos bebés lloran más que otros, pero todos lloran. Es inevitable ya que es la forma más efectiva que tienen de comunicarse. Siempre que llore tu bebé, significa algo y debes atenderlo. Las primeras semanas te costará identificar la causa, pero poco a poco os iréis conociendo y aprenderás a reconocer porque llora y como calmarlo.

 

¿Por qué lloran los bebés?

 

Hambre o sed. Es la principal causa de que llore un recién nacido, ya que los bebés necesitan comer cada pocas horas, sobre todo si están con lactancia materna. No todas las tomas son iguales dentro del mismo día, puede que tengan hambre al poco tiempo de haber terminado de comer o puede que quieran alargar la pausa un poco más (raramente más de tres horas).

 

Es un llanto que comienza poco a poco y se va intensificando progresivamente. El ritmo varía entre lloro lento y rápido y suele ir acompañado de gestos como chuparse las manitas o girar la cabeza hacia tu mano si le acaricias la mejilla. En cuanto está en contacto con tu pecho o con el biberón cede de inmediato. Recuerda que la lactancia materna no empacha y puedes darle el pecho las veces que tu bebé quiera.

 

Necesita contacto. Hay bebés que necesitan mucho contacto físico, especialmente el de su mamá. Es lo que les calma, les hace sentir seguros y tranquilos. Es un llanto constante, no muy fuerte y sin variaciones de ritmo ni intensidad y que cede cuando te acercas y ve tu  cara, le dices cosas o le coges y le prestas atención. Es una necesidad. No tengas miedo de cogerlo demasiado o de que se acostumbre a tu contacto, ya que no hay nada más beneficioso para él. Puedes llevarlo en un portabebés, él te sentirá cerca y tú tendrás más libertad de movimientos. Darle un masaje también puede ayudarte a calmarle y además tiene múltiples beneficios.

 

Sueño. Los recién nacidos necesitan dormir muchas horas al día. Si tu bebé ha estado sobre estimulado por ruido o por contacto con mucha gente, se sentirá hiperactivo, le costará dormir y llorará si no lo consigue.  Cuanto más sueño y más  cansancio, más les cuesta dormir y  más se irritan, lo que les hace llorar. Es un llanto rítmico, no muy intenso, continuo y suele ir acompañado de gestos como frotarse los ojos o bostezar. Ayúdale a dormir meciéndolo en su cuna, paseando  su carrito o durmiéndole en brazos.

 

Problemas digestivos. Si tu bebé tiene cólicos o reflujo, sentirá dolor y llorará.  Ambos son debidos a una inmadurez del sistema digestivo. Los cólicos suelen aparecer entre la segunda y la tercera semana de vida. Son episodios diarios de llanto intenso y prolongado, que pueden llegar a durar dos o tres horas. El bebé no quiere comer, encoje las piernas, cierra los puños y no se deja tocar la tripa. En el reflujo el llanto aparece en la toma o justo después de terminar. Es un llanto muy similar al del cólico, fuerte y prolongado como si gritase. Mejora si coges al bebé en posición vertical, aunque no cede fácilmente. De todos modos, te aconsejanmos que lo consultes con su pediatra, con la matrona o con un osteópata infantil especializado en trastornos digestivos.

 

Está incómodo. Puede que está en una postura que no le gusta, que tenga frio o calor, que la sabanita tenga una arruga que le moleste, que tenga el pañal húmedo o sucio. Cualquier molestia, por simple que parezca no se la puede solucionar el solo, por lo que llorará para pedir tu ayuda. Es un llanto que comienza gradualmente y lo más característico es que no suele ceder al cogerle en brazos, solamente cuando se soluciona la causa que le incomoda.

 

¿Qué no debes hacer?

 

  • Dejar de atenderle o dejar de cogerlo.
  • Darle infusiones o medicamentos relajantes por tu cuenta.
  • Gritarle, zarandearle o reñirle para que deje de llorar. Conseguirás el efecto contrario
  • Ponerte nerviosa. A veces el sueño y el cansancio acumulado te hacen estar más irritada y te resultará más difícil calmar al niño. Si eso te ocurre, pide ayuda a tu pareja o a alguien de tu confianza que esté contigo para que se ocupe un ratito de tu bebé.  Tómate unos minutos para respirar profundamente y descansar y luego  vuelve a atender a tu bebé.

 

Cada bebé es distinto y no todos lloran por los mismos motivos. Algunos son más inquietos y lloran mucho y otros son más tranquilos y lloran menos. Algunos se calman y tranquilizan enseguida y otros tardan más tiempo. Lo importante es no olvidar nunca que tu bebé no llora para molestarte ni para llamar tu atención. Llora porque no se sabe solucionar sólo lo que le ocurre y nadie mejor que tú para ayudarle, eso sí con una buena dosis de paciencia. Y recuerda, si tienes alguna duda sobre el llano de tu bebé  #MustelaResponde

 

Tu valoración

¿Tienes alguna duda? ¿Te gustaría contarnos tu experiencia? #Mustelaresponde

Karol P. El 05/08/17 18:46:10

Yo le di a mi hijo el té Babies Magic de Secrets of Tea, y le sirvió muchísimo. Todo mejoró, y se fue relajando poco a poco y logró controlar sus cólicos y el estreñimiento.

Karol P. El 05/08/17 18:44:24

Es muy muy probable que la causa del dolor en los bebes sean los cólicos. A mi bebé los cólicos que le comenzaron al primer mes, le hizo sufrir muchísimo.
Para eso, lo primero que hay que tener es mucha paciencia. Luego, todo se tranquiliza, pero es posible que necesites ayuda. Y

Enviar un mensaje