Las vacunas imprescindibles durante el embarazoEnero 2019

En el embarazo las vacunas son importantes por dos motivos. Primero te protegen a ti -ya sabes que en el embarazo se producen cambios en tu sistema inmunológico que hacen que seas más susceptible a determinadas infecciones. Algunas de ellas pueden  afectar a tu bebé causándole secuelas importante-. Además, los cambios físicos que se producen en tu cuerpo durante la gestación, aumentan el riego de complicaciones respecto a cuando no estás embarazada.

 

Y el segundo motivo importante es que protegen a tu bebé incluso antes de que nazca. Cuando te vacunas, generas anticuerpos que te protegen sobre determinada enfermedad. En el embarazo, esos anticuerpos que produces pasan a través de la placenta a tu bebé, con lo que él también quedaría protegido frente a esa enfermedad. Esto es especialmente beneficioso porque los recién nacidos son muy vulnerables ante ciertas enfermedades los primeros meses de vida, y al no recibir las primeras dosis de vacunas hasta los dos meses, estarían expuestos y sin protección a esas infecciones, con el riesgo que eso supone.

 

 

¿Cuáles son las vacunas imprescindibles?

 

Hay tres vacunas que toda embarazada debería recibir: la tosferina, el tétanos y la gripe. Afortunadamente en nuestro país, las tres están cubiertas por el Sistema Nacional de Salud y todas las embarazadas tienen acceso a ellas sin coste alguno. Son vacunas en la que está más que demostrado que no suponen ningún riesgo en el embarazo y están indicadas en todas las mujeres embarazadas, especialmente las que tienen un embarazo de riesgo, donde los efectos de la enfermedad podrían terminar de forma dramática.

 

 

¿Para qué sirve la vacuna de la tosferina en el embarazo?

 

La tosferina es una enfermedad respiratoria que puede ser muy grave los primeros meses de vida de tu bebé, incluso mortal. Es una enfermedad muy contagiosa. La mayoría de las personas que no están vacunadas y están en contacto con un enfermo de tosferina, desarrollan la enfermedad. Al vacunarte en el embarazo consigues evitar que tu adquieras la tosferina y puedas contagiar a tu bebé cuando nazca y además consigues que gracias a tus anticuerpos, él esté protegido los dos primeros meses de vida hasta que reciba su primera dosis de la vacuna. Es la  única manera que tienes de protegerle.

 

Te debes vacunar entre la semana 28 y 32 a ser posible, aunque la vacuna se puede administrar entre la 27 y la 36 sin ningún problema. Y  tienes que vacunarte en cada embarazo, independientemente de cuándo hayas recibido la dosis anterior. Como todas las vacunas que se administran en el embarazo, es una vacuna inactiva que no tiene ningún riesgo ni para  ti ni para tu bebé.

 

 

¿Para qué sirve la vacuna del tétanos en el embarazo? 

 

Durante el parto existe un riesgo de infección por tétanos. Para protegerte a ti y a tu bebé, te debes vacunar si tu última dosis de vacuna antitetánica fue hace más de 10 años. Como en nuestro país, es una vacuna trivalente, es decir se administra junto con la tosferina y la difteria, todas las embarazadas reciben una dosis de recuerdo entre las semanas 27 y 32. De esta forma, nos aseguramos que tu bebé esté protegido en el momento del parto.

 

 

¿Para qué sirve la vacuna de la gripe en el embarazo?

 

La gripe es una enfermedad infecciosa causada por un virus. Las embarazadas pertenecen a los grupos de riesgo en los que la gripe puede ser una enfermedad muy grave. Por eso, si estás embarazada, debes vacunarte  independientemente del trimestre en el que estés. Primero para evitar complicaciones como una neumonía o un parto prematuro, y segundo para proteger a tu hijo cuando nazca,  ya que antes de los seis meses no podremos vacunarlo y protegerlo contra el virus de la gripe.

 

 

¿Qué tengo que hacer para administrármelas?

Todas las vacunas te las administran en tu centro de salud. Para la vacuna de la tosferina, tétanos y difteria tu ginecólogo te dará un volante con el que te podrán dar cita sin ningún problema. Dependiendo del centro, te la administrará tu matrona o tu enfermera.

 

Tu valoración

Enviar un mensaje