Intolerancias alimentarias durante el embarazo, ¿estará el bebé bien nutrido?Abril 2019

El embarazo es un periodo que entraña un aumento de las necesidades de ciertos nutrientes en la dieta de la mujer para cubrir las necesidades de calorías y nutrientes para garantizar un óptimo estado nutricional de la madre durante el embarazo y un correcto desarrollo del feto. Cuando hay intolerancias alimentarias deben reducirse o eliminarse los alimentos que aportan aquel componente que no se tolera. Por esto es posible pensar que durante el embarazo una mujer con alguna intolerancia puede padecer alguna carencia nutricional y por tanto esto pueda afectar al desarrollo del bebé.

 

Las intolerancias más frecuentes en la población son: a la lactosa y a la fructosa y sorbitol. El caso del gluten es algo diferente, pues la enfermedad celíaca es una patología en la que el gluten es reconocido como un agente extraño por el sistema inmunitario del intestino y se produce daño en la mucosa intestinal que puede conllevar otras intolerancias secundarias, pudiendo darse una alergia o una sensibilidad al gluten no celíaca.

 

Analizando los alimentos que deben ser eliminados en cada intolerancia podemos ver qué nutrientes pueden ser susceptibles de presentar carencia. Por ejemplo, en la intolerancia a la lactosa, donde el consumo de lácteos se ve reducido, puede comprometerse el aporte de calcio.  De la misma forma, la mujer celíaca que no lleva una dieta adecuada puede tener riesgo de malabsorción de nutrientes esenciales durante el embarazo, como el hierro, el calcio o el ácido fólico.

 

 

¿Hay riesgo de carencias nutricionales para el desarrollo del bebé si la madre es intolerante?

 

 

Puede haber carencias si la alimentación que se lleva no es la adecuada. En el caso de intolerancia a la lactosa, el aporte de calcio puede resolverse con el uso de lácteos sin lactosa, productos enriquecidos en calcio o la incorporación en la dieta de otros alimentos que son fuente de calcio como legumbres (lentejas, garbanzos), frutos secos (pistachos, almendras, avellanas), verduras de hoja verde (espinacas, acelgas, crucíferas), semillas (sésamo) y orégano. Además, si fuera necesario necesario, el médico puede pautar un suplemento de calcio.

 

Por otro lado, en el caso de celiaquía, lo importante es llevar una adecuada dieta exenta de gluten para garantizar que no haya malabsorción de nutrientes. La adecuada retirada del gluten de la alimentación conlleva una mejora de la mucosa intestinal y por tanto minimiza el riesgo de padecer malabsorción de nutrientes; para ello es muy importante conocer bien el etiquetado e identificar qué productos no contienen gluten para que no haya transgresiones dietéticas. El consejo de llevar una alimentación saludable desde antes de la concepción es aplicable a toda mujer embarazada, pero gana prioridad en casos en los que puede haber una malabsorción en un momento en el que además hay requerimientos aumentados. Cuando la dieta está adecuadamente exenta de gluten y vigilamos la contaminación cruzada, esta patología no debe suponer ningún riesgo para el embarazo. Igualmente, el médico puede pautar suplementos vitamínicos si son necesarios.

 

Lo mismo ocurre con la intolerancia a la fructosa, aunque en este caso sí sería necesaria una vigilancia más exhaustiva por el dietista-nutricionista, así como una suplementación con ciertas vitaminas, como la vitamina C o el ácido fólico que ya está suplementado durante el embarazo.

 

En definitiva, las intolerancias alimentarias en la embarazada no tienen por qué suponer un riesgo para el desarrollo del bebé siempre y cuando se cuide la alimentación y el aporte de los nutrientes necesarios. Para ello, en muchos casos, es aconsejable acudir a un profesional dietista-nutricionista para asegurarnos que la alimentación en caso de intolerancias es la correcta. El dietista-nutricionista orientará sobre cómo eliminar y sustituir correctamente aquellos alimentos que deban eliminarse a causa de la intolerancia para evitar carencias nutricionales.

 

Tu valoración

¿Tienes alguna duda? ¿Te gustaría contarnos tu experiencia? #Mustelaresponde

Enviar un mensaje