El parto y la rotura de la bolsa de aguaJulio 2019

Romper la bolsa no significa estar de parto. Aunque cuando sucede, al igual que habéis visto en muchas películas, os suelen entrar las prisas por acudir al hospital pensando que el bebe está a punto de nacer.  Pero la realidad es que, si no tienes contracciones, desde que rompes la bolsa hasta que nace tu bebé, pueden pasar horas e incluso días.

 

 

¿En qué momento se puede romper la bolsa?

 

Esto es lo primero que tenéis que entender. La bolsa o membrana que envuelve a vuestro bebé y que contiene el líquido amniótico se puede romper antes, durante e incluso después del parto. Cuando se rompe durante la dilatación o después, no suele extrañar a nadie. Las dudas y la preocupación aparecen cuando se rompe antes de que el parto haya comenzado.

 

 

¿Qué hago si rompo la bolsa en casa?

 

  • Si estás de más de 37 semanas, no tienes contracciones, el streptococo es negativo, el bebé se mueve bien, no tienes fiebre y el líquido amnióico es claro no tienes que tener prisa alguna. Puedes avisar a tu pareja si no está en casa y esperar que venga a recogerte y te lleve al hospital. Te puedes duchar. Puedes comer algo suave. Puedes hacer una meditación. Puedes ponerte en la pelota suiza un rato. Es decir, tienes que ir al hospital, pero sin ninguna prisa. Eso sí mi recomendación personal es que no tardes más de doce horas desde que has roto la bolsa.

 

  • Si estás de más de 37 semanas, no tienes contracciones, el bebe se mueve bien, el líquido amniótico es claro, no tienes fiebre, pero el streptococo te ha dado positivo mi recomendación es que no o tardes más de cuatro horas en llegar al hospital.

 

  • Si tienes contracciones regulares cada cinco o diez minutos durante una o dos horas, el líquido es claro y el bebe se mueve bien, mi recomendación es que cojas tus cosas y vayas al hospital sin prisa, pero sin pausa.

 

  • Si el líquido es amarillo/verdoso, si tienes fiebre, si el bebé deja de moverse o si estás de menos de 37 semanas mi recomendación es que vayas rápido al hospital.

 

 

¿Qué ocurre una vez que llego al hospital?

 

Si al llegar al hospital tienes contracciones y el trabajo de parto ha comenzado ingresarás en paritorio para continuar hasta que nazca tu bebé con la atención habitual. En cambio, si al llegar no tienes contracciones (por tanto, no estás de parto) y no tienes factores de riesgo, te ingresarán en planta para ver si en las horas siguientes comienza el parto de forma espontánea. Porque, aunque es cierto que romper la bolsa no significa que el parto sea inminente, alrededor del 90% de las mujeres se ponen de parto en las siguientes 24 horas sin necesidad de tratamiento.

 

 

¿Cuánto tiempo puedo estar esperando a que se inicie el parto?

 

La bolsa amniótica mientras esté integra protege a tu bebé de las infecciones externas. Pero una vez que se rompe, el riesgo de infección es algo mayor. Por este motivo, si estás de más de 37 semanas, la decisión de cuantas horas esperar para inducir el parto depende principalmente de si tienes algún signo de infección (fiebre, tensión arterial baja, frecuencia cardiaca alta…).

 

  • En el caso de que se presenten, comenzarán la inducción inmediatamente y el bebé tendrá un margen de 12 horas para nacer antes de indicar una cesárea.

 

  • En el caso de que no haya signos de infección, aunque cada hospital tiene su protocolo y puede haber diferencias, la mayoría están basados en las recomendaciones de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) y en general, si estás de más de 37 semanas, las opciones van desde esperar 12-24 horas (lo más frecuente) hasta 96 horas (muy poco probable en nuestros hospitales). Y si estás de menos de 35 semanas, puede que decidan retrasar el inicio del parto unos días hasta que el bebé esté más maduro.

 

 

¿Puedo tener un parto seco si pasan muchas horas?

 

No. Antiguamente se asociaba los partos difíciles y largos a que al bebé se quedaba sin líquido amniótico si habían pasado unas horas desde que se rompía la bolsa. Pero tenéis que saber que el líquido amniótico se sigue produciendo, aunque se haya roto la bolsa por lo que se ha demostrado que ni vosotras ni vuestro bebé corre peligro en ese sentido.

 

Este post es un poco más intenso que de costumbre, pero es un tema y importante que preocupa y produce mucha ansiedad en las mamas que ingresan por bolsa rota en el hospital y ven pasar las horas sin que pase nada. Y que, por falta de esta información, terminan con la sensación errónea de no haber estado bien atendidas. Así que te recomiendo que, si estás embarazada, te lo guardes en favoritos y si rompes la bolsa te lo vuelvas a leer tranquilamente.

Tu valoración

¿Tienes alguna duda? ¿Te gustaría contarnos tu experiencia? #Mustelaresponde

Enviar un mensaje