El cuidado de los genitales en los bebés: las niñasOctubre 2013

Elisa Ramos - Matrona

Los cuidados del área genital de los bebés son sencillos, con algunas diferencias según se trate de un niño o una niña. Pero a veces los padres no tienen muy claro hasta dónde deben profundizar al realizar la higiene de un área tan delicada o se asustan por algunas peculiaridades de los genitales de los bebés.

 

Muchas de las cosas que pueden preocuparos son normales. Se deben a los estrógenos maternos que han pasado desde la placenta y al hecho fisiológico de que los órganos genitales de los recién nacidos son todavía inmaduros, aún habiendo nacido a término.

 

En las niñas, al nacer la vulva suele estar inflamada, con los labios mayores prominentes, aspecto que irá cambiando paulatinamente durante las primeras semanas hacia una vulva más plana y sonrosada. La eliminación de las hormonas maternas puede provocar un flujo vaginal mucoso y espeso en los primeros días de vida. Incluso algunas pérdidas de sangre, como si tuviera una pequeña regla. Si sucediera no debéis asustaros. No es necesario ningún tratamiento. Limitaros a la higiene normal.

 

Se debe cambiar con frecuencia el pañal y comenzar la higiene por encima de los genitales, limpiando la parte inferior de la tripita y prestando atención a los pliegues inguinales. La limpieza debe realizarse siempre de delante hacia atrás, desde la vulva hacia la zona anal, para no arrastrar gérmenes hacia la vagina y la uretra. Podéis hacerlo con agua y jabón o con toallitas especiales para bebés.

 

Una duda bastante común es hasta donde se debe profundizar en la limpieza de la vulva. Si la niña ha hecho caca se debe aclarar bien la esponja después de retirarla, o utilizar otras toallitas limpias para completar la limpieza. Se pueden entreabrir los labios mayores para retirar restos de caquita que hayan penetrado en la parte interna y el repliegue con los labios menores. Pero suavemente, sin presionar.

 

No tratéis de arrastrar restos del unto sebáceo (vernix caseosa) con el que nacen los bebés y que aún pueden persistir en la parte interna de la vulva. Irán desapareciendo de forma natural. Tampoco las secreciones mucosas de los labios menores y del orificio vaginal. Un exceso de celo en la higiene de la zona puede erosionar su delicado tejido mucoso.

 

Finalizad con la zona del periné y el ano, dejad bien limpia toda el área del pañal, secad bien y aplicad a continuación un bálsamo protector específico para evitar irritaciones y escoceduras. Pero solamente en la superficie externa de la piel, sin excederos en la cantidad y sin abrir los labios mayores.

Tu valoración

¿Tienes alguna duda? ¿Te gustaría contarnos tu experiencia? #Mustelaresponde

nicole a. El 06/10/17 18:22:48

Hola:
Yo tengo dos bebes uno de 5 años que es mi primer hijo varon y tengo una de 2 meses que es una nena mi consulta es la siguiente:¿es normal que los genitales(el labio ) de mi bebe esten morados ?porfavor si me podria orientar se lo agradeceria ya que soy madre primerisa en una nena y la otra consulta¿¿ es que se le puede dar a una bb si esta con colicos porque toma leche artificial (nidal 1)??.
Desde ya muchas gracias espero su respuesta

Enviar un mensaje