¿Cuánto hay que beber durante el embarazo?Julio 2014

 

Ya sabéis que durante el embarazo, se producen una serie de cambios fisiológicos que hacen que se incrementen las necesidades de agua, entre ellos un aumento del volumen plasmático. Por tanto, tan importante como tener una dieta equilibrada durante el embarazo, es beber una cantidad de líquidos adecuada.

 

¿Cuánto hay que beber durante el embarazo?

 

Ya sabéis que durante el embarazo, se producen una serie de cambios fisiológicos que hacen que se incrementen las necesidades de agua, entre ellos un aumento del volumen plasmático. Por tanto, tan importante como tener una dieta equilibrada durante el embarazo, es beber una cantidad de líquidos adecuada.

 

¿Qué beneficios tiene una correcta hidratación?

 

 Una correcta hidratación en el embarazo beneficia a la mujer y al feto.

  • Ayuda a mantener el líquido amniótico donde se está formando tu bebé.
  • Te previene de infecciones urinarias y  de la formación de cálculos renales.
  • Evita la deshidratación lógica de las gestantes que experimentan vómitos continuos durante el embarazo.
  • Mejora la pirosis (acidez).
  • Ayuda a prevenir un síntoma común del embarazo: el estreñimiento.

 

 ¿Qué cantidad de líquido es necesaria?

 

Existe un consenso generalizado en las sociedades científicas tanto en la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y obstetricia) como en la SENC (Sociedad Española de Nutrición Comunitaria), de una ingesta de líquidos adecuada para el embarazo donde el consumo recomendado durante el primer trimestre de embarazo es de 2,5 litros al día. Sin embargo, a lo largo del segundo y tercer trimestre, la cantidad debe aumentarse y alcanzar los tres litros diarios.

Tampoco podemos olvidar que los cambios propios de la gestación aumentan la temperatura corporal, por lo que si queréis tolerar mejor el calor de estos días y prevenir mareos, hipotensión  o un golpe de calor es imprescindible aumentar el consumo de líquidos.

 

¿Cada cuánto hay que beber?

 

En el embarazo el umbral de sed varía y tarda más en aparecer la sensación de sed. Por tanto tenéis que beber 10 vasos de líquido distribuidos a lo largo del día. Si hacéis deporte o la temperatura exterior es superior a 30 ºC, tendréis que aumentar uno o dos vasos más. Si observáis que el color de la orina es más oscuro que el habitual, también debéis beber más aunque no tengáis sed.

 

 

¿Qué bebidas son las más recomendadas?

 

  • Agua: si es mineral elígela de baja en sodio. La del grifo también es perfecta si no contiene muchos nitratos. El agua con gas no es recomendada si tienes edemas o hipertensión.
  • Zumos naturales: perfectos. Contienen vitaminas necesarias para ti y tu bebé.
  • Cerveza sin alcohol: es una importante fuente de ácido fólico, fibra y minerales (silicio, potasio, magnesio y poco sodio). Además tiene bajo contenido calórico. Pero recuerda siempre sin alcohol.
  • Tinto de verano sin alcohol: el tinto sin alcohol está elaborado con zumo de uva y no con vino desalcoholizado, por tanto es una buena opción por ejemplo para el aperitivo.
  • Refrescos: contiene mucha azúcar con lo que es mejor que los elijas light. Si son con cafeína recuerda que la dosis máxima en el embarazo son 200 mgr al día. Un refresco de cola de  330 ml contiene aproximadamente 40 mgr de cafeína.
  • Café: dos tazas al día es el máximo permitido para no superar la cantidad de cafeína recomendada. Una taza contiene unos 100 mg.
  • Cócteles sin alcohol: San francisco, Piña colada, Daiquiris y hasta Mojitos sin alcohol pueden ser una opción para días especiales.

 

La deshidratación puede ser peligrosa en el embarazo y producir otros problemas como dolores de cabeza, náuseas e incluso contracciones en los últimos meses de embarazo. No lo olvides, hidrátate y pasa un verano sano y divertido con mucho líquido y cero alcohol.

Tu valoración

¿Tienes alguna duda? ¿Te gustaría contarnos tu experiencia? #Mustelaresponde

Enviar un mensaje