¿Beber cerveza sin alcohol aumenta la producción de leche?Abril 2016

Muchas madres acuden a cualquier estrategia que les haya dicho una amiga, vecina o conocida para producir más leche, pensando que sus bebés van a pasar hambre o bien que ellas no son capaces de producir la suficiente cantidad para sus retoños. Es el caso de la cerveza, supuesta estimulante de la secreción de leche. Como veremos, la cerveza no sólo no aumenta la cantidad de leche de la madre sino que puede llegar a tener efectos adversos en el lactante, siempre que se consuma con alcohol.

 

La cerveza y la leche materna

 

A pesar de que parece que la cerveza aumenta ligeramente los niveles de prolactina (hormona responsable de la subida de la leche), el consumo agudo de cerveza inhibe la secreción de oxitocina (hormona responsable del reflejo de eyección) en la madre, por lo que la producción de leche puede incluso disminuir hasta en un 10 a 25 %. Sin embargo, parece que los efectos que la cerveza tiene sobre la prolactina no se deben al alcohol sino a un polisacárido de la cebada. Por tanto, y en base a la falta de estudios sistemáticos que evalúen y asocien el consumo de cerveza con una mayor lactogénesis (producción de leche), no se puede atribuir a la cerveza la capacidad de incrmentar la secreción láctea, sea o no con alcohol. El alcohol supone un peligro para el feto (si el consumo supera las dos copas diarias), pudiendo producirle sedación, irritabilidad, retraso psicomotor, convulsiones, etc.

 

Muchos autores apuntan a que los efectos del consumo moderado de alcohol durante la lactancia no están bien establecidos, siendo mucho más perjudicial (o menos beneficioso, como se quiera ver) la leche artificial que la leche materna con leves cantidades de alcohol (no más de dos copas al día), teniendo en cuenta que la cantidad de alcohol que pasa a la leche no es muy alta. En cualquier caso, independientemente de esto, la recomendación general será tratar de limitar (o evitar) el consumo de alcohol, no sólo por el bebé sino también por la madre. Así, la Asociación Española de Pediatría (AEP) aconseja: “Es muy importante no beber alcohol al menos durante los primeros 3 meses. Después de los primeros meses cantidades pequeñas y esporádicas son tolerables (una caña de cerveza o un vasito de vino una o 2 veces a la semana) procurando alejarlas de las tomas. No se deben tomar bebidas de alta graduación, como ginebra, licores o whisky”. Por otro lado, en caso de consumir cerveza con alcohol (y no para producir más leche, puesto que no conseguiremos tal efecto), se deben esperar al menos dos horas y media antes de dar el pecho (para 10-12 gramos de alcohol, que equivalen a 1 copa de vino o 1 cerveza). 

 

¿Cómo aumentar la producción de leche materna?  

 

La respuesta es simple: estimulando la SUCCIÓN. Cuanto más succione el bebé del pecho de la madre, más cantidad de leche se producirá puesto que la succión estimula la síntesis de prolactina y de oxitocina. Por tanto, la lactancia a demanda y de forma exclusiva es el mejor sistema para incrementar la cantidad de leche.

 

Por otro lado, existen ciertos medicamentos galactogogos, pero éstos no deben ser utilizados durante mucho tiempo y jamás sin prescripción ni supervisión médica debido a sus efectos secundarios. Respecto al uso de plantas medicinales a las que, como a la cerveza, se les atribuyen falsamente cualidades estimulantes de la secreción de leche materna, el Comité de Lactancia Materna de la AEP advierte que no existe base científica que sustente dichas propiedades, pero sí se han detectado efectos adversos tras el consumo de los extractos de muchas de ellas, o de la ingesta de infusiones con frecuencia.

 

En definitiva, para promover la secreción de leche materna, podemos seguir los siguientes consejos:

  1. Dar el pecho de forma exclusiva y a demanda.
  2. Tratar de ofrecer el pecho antes de que el bebé llore o tenga mucha hambre para que éste succione tranquilo y de forma correcta.
  3. Utilizar extractores de leche en caso de que las tomas estén muy espaciadas o durante la noche, para asegurar una buena producción de leche.
  4. Acudir a grupos de apoyo a la lactancia en caso de necesitar ayuda.
  5. Disfrutar de la lactancia y del bebé.
Tu valoración

Enviar un mensaje