Volver a trabajar después de tener un bebé

Elegir quién cuidará del bebé

  • Guardería:  tu hijo es cuidado en grupo por un equipo de profesionales (puericultores y auxiliares de puericultura). La guardería cuenta con un pediatra que realiza un seguimiento regular de los niños. Así, normalmente, la guardería ofrece un buen nivel de seguridad y la presencia de otros niños resulta muy estimulante para los bebés,  que suelen progresar rápidamente. Las guarderías suelen estar abiertas todo el año, incluso en vacaciones. Sin embargo, la guardería también puede ser agotadora para tu hijo; suelen contagiarse resfríados y otras enfermedades infecciosas, y cada cuidador es responsable de varios niños (el número suele depender de su edad y autonomía): por lo tanto, la disponibilidad que tendrán para tu hijo más limitada al ser compartida con otros niños.
     
  • Educadoras profesionales acreditadas: es una alternativa bastante extendida en algunos países, como en Francia. Una educadora infantil acreditada, y bajo supervisión normalmente por el ayuntamiento, cuida en su domicilio a un grupo de como máximo 4 niños (incluyendo a su propio hijo, si lo tiene) de menos de 3 años. Es un sistema educativo flexible, ofrece a la vez un entorno familiar y profesional,  y es práctico si la educadora vive cerca. Antes de decidirte por una educadora es bueno mantener una entrevista en profundidad con ella, examinar atentamente su hogar y conocer también a las demás personas que estarán presentes mientras cuide a tu hijo (marido, niños, etc.). Para sentirte en confianza, es esencial que te parezca lo suficientemente dedicada y cariñosa hacia tu bebé y el ambiente en el que estará el niño te parezca apropiado (equipación de material de puericultura y de juegos suficiente, que no haya un perro suelto, que no esté el televisor siempre encendido, que no se fume en el entorno, etc.).
     
  • Cuidadora en casa: para mucha gente es la forma ideal, la cuidadora está en todo mometno disponible para tu hijo y no tiene que cambiar ni sus costumbres ni su entorno. Además no tienes que ir a buscarlo cuando sales del trabajo. Y mientras el bebé duerme, la niñera puede realizar tareas del hogar si lo has negociado con ella previamente al contratarla. Pero es es sistema más caro. Para disminuir costes, puedes plantearte compartir cuidadora con otra familia, alternando entre su hogar y el tuyo. De esta forma, tu bebé también podrá aprovechar la compañía de otros niños.


 

Tu valoración

Enviar un mensaje