Una casa segura para tu bebé

En toda la casa

  • Coloca dispositivos de seguridad en las ventanas para que tu hijo no pueda abrirlas solo. Nunca dejes muebles delante de las ventanas: podría utilizarlos para subirse y acceder a ellas.
     
  • Instala barreras de protección en las escaleras, tanto arriba como abajo.
     
  • Coloca protectores de gomaespuma en las esquinas puntiagudas de los muebles.
     
  • Destierra las plantas tóxicas o colócalas en lugares altos.
     
  • Coloca protectores de puertas o topes para evitar que tu bebé pueda pillarse las manitas.
     
  • Instala protectores de enchufes para que tu bebé no pueda meter los dedos.
     
  • No dejes cables eléctricos colgando: tu hijo puede jugar con ellos o mordisquearlos.
     
  • Nunca dejes un alargador enchufado y sin conectar a un aparato eléctrico.
     
  • Compra únicamente material eléctrico con etiquetado CE o NF.
     
  • Verifica que tu instalación eléctrica cumpla con la normativa de seguridad en vigor.
     
  • Nunca dejes pequeños objetos al alcance de tu bebé (pilas, botones, clips, piezas de juguetes más grandes, etc.): podría llevárselos a la boca y ahogarse.
     
  • Indica a tu hijo las cosas que no debe hacer en la casa. Explícale los motivos y repite estas prohibiciones tantas veces como sea necesario.


 

Tu valoración

Enviar un mensaje