Proteger a tu bebé del sol

Las reglas de seguridad frente al sol

- Evita exponer a tu bebé al sol, especialmente entre las 11H y las 16H.
- Busca sistemáticamente la sombra, en caso de sol intenso.
- Nunca dejes a tu bebé desnudo o en traje de baño bajo el sol. Vístelo con ropa holgada de algodón, con tramado de tejido estrecho para que filtre bien la radiación UV , un sombrero o gorra de ala ancha y gafas de sol adecuadas (norma CE, categoría UV3 o 4, con montura ancha o en forma de máscara).
- Aplica un protector solar de índice SPF adecuado (50+) y en cantidad abundante, 20 minutos antes de la exposición al sol. Repite la aplicación sobre las zonas sensibles más expuestas al sol (frente, pómulos, nariz, labios).
- Protege a tu hijo, incluso cuando está a la sombra o si el día está nublado: más del 80 % de los rayos UV atraviesan las nubes y una sombrilla no es protección suficiente.
- Evita los filtros potencialmente alergizantes y opta por pantallas minerales u organominerales.
- Renueva la aplicación del protector solar, en cantidad suficiente, cada 2 horas y después de cada baño.
- Dale de beber regularmente, aunque tu hijo no te lo pida.
- Cuida tus productos de protección solar: cierra bien el envase después de su uso, no los dejes al sol y nunca vuelvas a utilizar al año siguiente un producto ya comenzado.

 

Tu valoración

Enviar un mensaje