Proteger a tu bebé del sol

Cómo elegir la mejor protección solar para tu bebé

La piel de tu bebé es frágil: más fina que la tuya y especialmente vulnerable frente al sol. Por ello, es indispensable elegir para su piel una protección solar de eficacia óptima contra las radiaciones nocivas del sol, que respete al mismo tiempo su delicadeza y preserve su capital celular.
Una buena protección solar para tu bebé debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Ofrecer un índice SPF 50+ y UVA, junto con una acción de protección de la barrera cutánea para preservar las defensas naturales de la piel y evitar todo daño celular ocasionado por la exposición solar.
  • Aportar una garantía de alta tolerancia: la fórmula debe ser hipoalergénica, sin alcohol, sin parabenos, testada bajo control dermatológico.
  • Estar adaptada a las actividades que realizan los niños: el producto debe ser resistente al agua y a la transpiración, y ser visible a la aplicación para no olvidar ninguna zona.
  • Estar adaptada al tipo de piel de tu hijo: si su piel es muy blanca o fácilmente reactiva, elige un producto especialmente formulado para pieles intolerantes.


 

Tu valoración

Enviar un mensaje