Proteger a tu bebé del invierno

Evitar el contagio

 

Durante el período de especial virulencia de resfriados y de rinitis, si tienes en cuenta ciertas normas de higiene es posible limitar los riesgos de contagio de tu bebé:
  • Lávate las manos con agua y jabón antes y después de tocar a tu bebé.
  • Evita intercambiar sus juguetes, tetinas y biberones con los de otros niños.
  • Vigila que tu bebé no esté en contacto con personas resfriadas. Si tú estás resfriada, no le des besos a tu bebé en la cara.
  • No fumes en su presencia.
  • Ventila su habitación y cuida que la temperatura no sobrepase los 19ºC.
Además, ten en cuenta que la lactancia protege a tu bebé de los virus y le transmite anticuerpos de la madre.
 
 
Tu valoración

Enviar un mensaje