Proteger a tu bebé del invierno

Aliviar a tu bebé en caso de resfriado

 

¿Tu bebé está resfriado? He aquí algunos cuidados simples para aliviarle mientras se cura:
  • Lávale la nariz con suero fisiológico 2 o 3 veces al día, de preferencia antes de comer, de la siesta y de acostarlo. Para ello, ten en cuenta los siguientes consejos:
    • Acuesta a tu bebé de espaldas, con la cabeza de lado.
    • Vierte el suero en el orificio de la nariz. 
    • El suero sale por el otro orificio. Limpia su nariz y repite la operación del otro lado.
    • Limpia la mucosidad suavemente (con aspirador nasal), cuando sea necesario.
 
  • Dale de beber agua de forma regular, en particular si tiene fiebre: es importante que no se deshidrate. Si le amamantas, ofrécele el pecho.
  • Para ayudarlo a respirar más fácilmente, crea una pequeña inclinación levantando un poco la parte de arriba de su colchón, colocando un cojín debajo. 
  • No dudes en acostarlo ante los primeros signos de fatiga.
 
Todos estos cuidados son necesarios, pero poco agradables para tu bebé. Para ayudarlo a relajarse, puedes aplicar con ligeros masajes sobre su pecho un bálsamo hidratante y purificante, formulado para reconfortar al bebé de molestias invernales. Elige un bálsamo adaptado para tu bebé, sin terpenos (alcanfor, mentol, eucaliptol), potencialmente tóxicos y prohibidos en los productos para niños menores de 36 meses (recomendaciones de AFSSAPS*).
 
*Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de Productos para la Salud.
 
 

 

Tu valoración

Enviar un mensaje