Pequeñas molestias del embarazo

Ardor de estómago

Al principio del embarazo a veces se tiene ardor de estómago, pero el ardor de estómago y la subida de los ácidos suele ser muy frecuentes en el tercer trimestre. Es particularmente intenso justo después de comer, cuando estás recostada o al inclinarte hacia adelante. Una vez más, las hormonas son las responsables: al reducir la actividad gástrica, hacen que la digestión de los alimentos tarde más. Al final del embarazo, se añade la presión mecánica del útero sobre el estómago. Los jugos gástricos tienen entonces tendencia a subir hacia la garganta, lo que genera dolorosas sensaciones de ardor.
Algunos buenos hábitos permiten limitar este malestar:

  • Por la noche, come temprano para que a la hora de acostarte la digestión ya haya comenzado hace rato.
  • Evita los alimentos ácidos (pepinillos, vinagre, limón, etc.) y los que sean muy grasos (quesos, salsas, frituras, etc.), las especias y todos los condimentos para sazonar, el café.
  • Toma féculas en cada comida para «llenar» el estómago.
  • Por la noche, duerme en posición semisentada para limitar el reflujo.
  • Por último, si la sensación de ardor se vuelve muy molesta, consulta con el médico: puede prescribirte un medicamento.


 

Tu valoración

Enviar un mensaje