Los primeros intercambios con tu bebé

Cómo fomentar los intercambios con tu bebé

  • Tu bebé depende completamente de ti. Cuanto más respondas a lo que te pide durante sus primeros meses de vida, especialmente dándole el pecho o el biberón a demanda y cogiéndolo en brazos, mayor seguridad afectiva le darás, lo que le permitirá afrontar las dificultades y adquirir autonomía.
     
  • Es necesario que estés dispuesta a observar, escuchar y comprender a tu bebé. Su comportamiento es el reflejo exacto de lo que siente interiormente. Sus reacciones te guiarán en tus respuestas.
     
  • Intenta también decirle la «verdad» a tu bebé, es decir, no mentirle y hablarle normalmente, sin emplear un lenguaje de «bebé».
     
  • Si te falta convicción, el bebé no se dejará engañar.  Un bebé siente si estás allí para él; necesita poder contar contigo. Por tu entonación comprende si tienes buenas o malas intenciones mucho antes de entender el sentido exacto de tus palabras.
     
  • Debes adoptar una actitud positiva, ya que para crecer y desarrollarse, tu bebé necesita que su padre y su madre queden maravillados ante sus progresos, por ínfimos que sean. Incentívalo para darle confianza en sí mismo, celebra cada etapa de su desarrollo: cuando sonría, cuando comience a jugar, a caminar, a mostrar el dedo, etc. Valorando sus logros, lo ayudarás a olvidar y a superar sus dificultades y sus torpezas


 

Tu valoración

Enviar un mensaje