La piel de tu bebé

La estructura de la piel

La piel es un auténtico envoltorio protector de nuestro cuerpo. Se estructura en tres capas principales: la epidermis, la dermis y la hipodermis.

La epidermis es la capa más superficial de la piel. Está formada por varios estratos de células, llamadas queratinocitos. Estas células nacen en la parte más profunda de la epidermis, y luego poco a poco van remontando hacia el exterior. Al llegar a la superficie, las células pierden su núcleo, se llenan de queratina y forman la “capa córnea”: un escudo semipermeable, compuesto por queratinocitos degradados (corneocitos), unidos entre sí por lípidos y por complejos de proteínas. La capa córnea es una verdadera barrera de protección, que defiende al organismo contra agresiones externas.

En la superficie, la epidermis está recubierta por una mezcla de sudor y de sebo, llamada “película hidrolipídica” o ""film hidrolipídico"". Esta sustancia grasa mantiene la hidratación de la piel y forma una barrera antibacteriana y antifúngica.

-  La dermis, situada bajo la epidermis, es un tejido de sostén muy importante para la solidez y la elasticidad de la piel. Contiene, entre otros, las fibras de elastina y colágeno.

- Por ultimo, la hipodermis es la capa más profunda de la piel. Está compuesta mayoritariamente por células grasas, los adipocitos, que aislan el organismo de las variaciones de temperatura y forman colchón de protección contra las presiones a las que se ve sometida la piel.

 

 

Tu valoración

Enviar un mensaje