La dentición

Pequeñas molestias relacionadas

La salida de un diente va precedida por una inflamación más o menos dolorosa de las encías. Asimismo, puede acompañarse por una serie de pequeños problemas que no son graves, pero que suelen ser molestos para tu bebé.
 

  • Encías inflamadas y sensibles.
  • Babeo excesivo.
  • Una mejilla (o las dos) roja y caliente.
  • Un humor gruñón: tu hijo está más irritable que de costumbre y llora con mayor facilidad.
  • Irritación del culito.
  • Irritación del contorno de la boca.
  • Fiebre ligera (inferior a los 38°C).
  • Tránsito intestinal acelerado y heces más irritantes.
  • Despertares nocturnos inhabituales.
  • Mayor sensibilidad a los virus y a los microbios, que puede generar la aparición de un pequeño resfriado, una otitis, una irritación de los ojos, etc.
  • Pérdida pasajera del apetito.


No obstante, vigila y no le eches la culpa de todos los males a dentición: si bien están relacionados, todos estos síntomas deberían desaparecer dentro de las 48 horas. Una fiebre muy alta, una diarrea intensa, vómitos o una tez grisácea no deben confundirse con síntomas de la dentición: en caso de duda, consulta con el médico.


 

Tu valoración

Enviar un mensaje