La actividad física durante el embarazo

Precauciones a tener en cuenta

Realizar actividad física moderada durante el embarazo no aumenta el riesgo de aborto espontáneo ni afecta el buen desarrollo de tu bebé. Sin embargo, es necesario tomar determinadas precauciones: si eras muy deportista antes de quedar embarazada, debes adaptar tu práctica deportiva a tu estado.

  • Ante todo, consulta con el médico si el desarrollo de tu embarazo es compatible con la práctica de deporte. La presencia de determinadas patologías requiere que se evite todo tipo de esfuerzos.
  • Abandona las competición deportiva durante el embarazo.
  • Evita realizar esfuerzos bruscos y presta mucha atención a tu cuerpo: detente cuando te sientas cansada.
  • Bebe regularmente para evitar el riesgo de deshidratación. Sin embargo, evita consumir bebidas energizantes para deportistas, ya que están desaconsejadas durante el embarazo.
  • Utiliza un sujetador adecuado, con tirantes anchos, para sujetar el pecho adecuadamente.
  • Prevé llevar algo para picar al finalizar la sesión de ejercicios, por si acaso.
  • Cuida tus articulaciones, durante el embarazo son más flexibles, pero también más débiles.
  • En el tercer trimestre, reduce la intensidad de los ejercicios.
  • Detén inmediatamente todo esfuerzo y consulta con el médico en caso de vértigo, nauseas, palpitaciones, dificultad para respirar, dolores no habituales o pérdidas de sangre.


 

Tu valoración

Enviar un mensaje