El seguimiento médico de tu embarazo

Tu seguimiento mensual

A partir de este momento, tendrás que pedir cita con el ginecólogo (o matrona)  una vez al mes durante todo el embarazo y, eventualmente, dos veces en el último mes. El seguimiento del embarazo suele realizarse en la consulta o en el centro de salud hasta el día del parto, pero en algunos casos, dependiendo del hospital en el que vayas a dar a luz, puede que a partir de una etapa determinada del embarazo algunas visitas se realicen en el hospital. Si pasas el término de tu embarazo y aún no te has puesto de parto, deberas acudir con asiduidad a la maternidad para realizar un control.
Todas las consultas mensuales se desarrollan de forma parecida. Comienzan con una entrevista durante la cuál podrás consultar tus dudas y preocupaciones, y el médico se interesará por una serie de signos: pequeñas molestias del embarazo, contracciones, dolores, sangrado o  flujo blanquecino, etc. Luego procederá a realizar distintos exámenes:

  • Análisis de orina, para detectar el azúcar, la albúmina o una infección urinaria.
  • Toma de tensión arterial.
  • Peso.
  • Auscultación ginecológica para seguir la evolución del cuello del útero.Aunque algunas maternidades y ginecólogos no realizan este examen de manera sistemática, sino solo si la situación lo requiere: por lo tanto, no te preocupes si no lo realizan.
  • Medición de la altura uterina (desde el pubis hasta la parte superior del útero), para evaluar el crecimiento del feto.
  • Exploración de la frecuencia cardíaca del bebé.

Si no estás inmunizada contra la toxoplasmosis y/o la rubeola, el médico te pedirá una analítica de sangre una vez al mes para asegurarse que no has contraido estas enfermedades, peligrosas para el feto.

 

Tu valoración

Enviar un mensaje