El nacimiento del lenguaje

Alrededor de los 3 años: habla como un adulto

  • Ya ha adquirido lo esencial del lenguaje, incluso si la pronunciación sigue siendo imperfecta: tu hijo compone frases complejas, conjuga los verbos y utiliza correctamente el presente, el pasado y el futuro. Puede sorprenderte con expresiones que parecen salidas de la boca de un adulto, y las repite tal como las escuchó. También es la edad de los incesantes «¿por qué?»: su curiosidad respecto de su entorno y sus ganas de aprender nuevas palabras son insaciables. Esfuérzate por responder lo mejor que puedas para estimular su desarrollo intelectual.
     
  • A menudo, cuando empiezan a ir a la escuela se producen progresos espectaculares, gracias a los numerosos estímulos que reciben de los profesores, del personal del centro, pero también de los otros niños.
     
  • Si te parece que tu hijo pueda tener algún atraso en la adquisición del lenguaje, coméntaselo al pediatra. Hay muchos factores que pueden obstaculizar su progreso: problemas auditivos o neurológicos, problemas en los órganos de fonación, bloqueo psico-afectivo, etc. Sólo un profesional te podrá ayudar a determinar si tu hijo efectivamente sufre un retraso y, en ese caso, las causas del mismo.


 

Tu valoración

Enviar un mensaje