El desarrollo sensorial del bebé en el útero

El tacto

El sentido del tacto es el primero en ponerse en funcionamiento: al principio, hacia las 7 semanas, aparece la primera señal de sensibilidad alrededor de la boca;  luego, al final del 3er mes, en las palmas de las manos, las plantas de los pies y toda la cara;  y por último, hacia las semana 20, en todo el cuerpo. Hacia la semana 14, ya es capaz de agarrar con las manos, aunque de manera torpe. Tu bebé experimenta sus nuevas percepciones rozando su cara y su cuerpo, jugando con el cordón umbilical, chupando su pulgar o entrando en contacto con las suaves palpitaciones de la pared uterina.

Desde el cuarto mes de embarazo, también puede sentir las caricias que vienen desde el exterior: pasa la mano sobre tu vientre, ejerce suaves presiones o caricias, y muy pronto tu bebé te responderá dando pequeñas patadas o acurrucándose bajo tu mano.

Para estimular sus percepciones sensoriales e instaurar un vínculo estrecho con él, piensa en la opción de la haptonomía. Practicada con el papá y un profesional (matrona, fisioterapéuta, ginecólogo o pediatra especializado), esta «ciencia de la afectividad» te permitirá establecer una verdadera comunicación dentro del útero con tu hijo, colocando tus manos sobre tu vientre, siguiendo un método específico.


 

Tu valoración

Enviar un mensaje