El desarrollo del parto

Casos particulares

En algunos casos durante el parto, se requieren maniobras médicas complementarias para facilitar el nacimiento:
 

  • La episiotomía: se trata de una pequeña incisión quirúrgica en la zona del perineo, a menudo asociada a la utilización de fórceps para facilitar una salida más rápida del bebé. También el equipo que te atiende puede optar por realizarla para evitar un desgarro excesivo del periné. 
  • La cesárea: las razones que pueden llevar al obstetra a practicar una cesárea, programada o de urgencia, son una mala posición del bebé, una dilatación excesivamente lenta, un descenso del ritmo cardícaco del bebé, una pelvis demasiado estrecha, un parto múltiple, ciertas patologías de la madre... En este caso, mientras estás bajo anestesia epidural o raquídea, el bebé es extraído quirúrgicamente de tu útero a través de una incición. En este caso, el contacto piel con piel puede realizarlo el papá.
  • La inducción del parto: puede realizarse en caso de patología de la madre o en caso de pasar excesivamente la fecha prevista para el parto. La inducción se realiza aplicando un gel de prostaglandinas en la zona del cérvix, y/o mediante perfusión de oxitocina.
  • La extracción instrumental : la practica el obstetra mediante fórceps, espátulas, ventosa o cucharas en caso de que el expulsivo sea excesivamente largo, en caso de sufrimiento fetal o cuando la cabeza del bebé está mal orientada en la pelvis de la madre.


 

Tu valoración

Enviar un mensaje