El baño

En el baño

- Durante los primeros meses sujeta a tu bebé con firmeza, pasa tu brazo por debajo de su nuca y con la mano sujétale por el hombro, con la otra mano sujélale por debajo de las nalgas en el momento de introducirlo en el agua, así se sentirá envuelto y protegido. A partir de los 4 o 5 meses, puedes utilizar una hamaquita de baño, si lo deseas.
- Si enjabonar a tu bebé en el agua te resulta difícil, enjabónalo sobre el cambiador y luego vuelvelo a introducir  en el agua para aclaralo.
- Cuando el bebé se tenga bien sentado, lo puedes dejar sin sujetarlo en el agua. Sin embargo, nunca lo pierdas de vista, no importa la edad que tenga, ni siquiera por un instante, ni aunque haya poca agua en la bañera.
- Utiliza productos de higiene sin jabón, especialmente adaptados para la piel delicada de tu bebé. Si tiene la piel seca, se aconseja usar un producto enriquecido con agentes hidratantes, protectores y nutritivos (productos al Cold Cream, por ejemplo).
- La cabeza y el cabello deben lavarse cada 2 o 3 días con un champú adaptado que no le irrite los ojos.

- Si tiene costra láctea, elige un champú recién nacido específico para ayudar a eliminarla. Para aclararle el cabello, utiliza un vaso, una regadera de baño, la ducha de teléfono o simplemente tu mano haciendo cuenco, según lo que sea más agradable para él.

 

Tu valoración

Enviar un mensaje