Cómo recuperar tu cuerpo después del parto

Las modificaciones del embarazo

Durante el embarazo y el parto, tu cuerpo se ve sometido a muchos cambios que pueden dejar huella después de dar a luz. 

- Tu piel puede parecerte más flácida, menos tonificada. La disminución de las hormonas del embarazo en la sangre también puede generar un resecamiento de la piel y un aspecto de la tez enturbiada.
- También es posible que tengas algunos kilos de más.
- Pueden haber aparecido estrías, por el efecto de las modificaciones hormonales y el estiramiento de la piel.
- Las hormonas también pueden favorecer la formación de celulitis.
- Si te han hecho la episiotomía o has tenido un parto por cesárea, la cicatriz puede ser molesta, o dolerte, durante varias semanas después del parto.
- Por último, puede que en la cara te haya salido el paño del embarazo (manchas oscuras), y aún puedes tener una línea oscura en el vientre.  Durante el embarazo, también pueden formarse unos puntos rojos con pequeñas irradiaciones en forma de estrella, llamados «angiomas estelares» . Todas estas marcas cutáneas suelen desaparecer espontáneamente unos meses después del parto.
 
A causa de todas estas modificaciones, las mamás suelen tener problemas para reconocer su cuerpo después del parto. Tómate el tiempo de recuperar tu silueta y recuperar el control de tu nuevo cuerpo de mamá.
 
Para tener más información sobre las estrías, puedes consultar nuestro dossier sobre este tema.
 
 
Tu valoración

Enviar un mensaje