Cómo prepararte para el parto

Yoga

Este tipo de preparación, que se realiza desde el cuarto mes de embarazo, tiene como objetivo enseñar a las futuras mamás a relajarse física y mentalmente, para poder escuchar su cuerpo y ejercitar los músculos paulatinamente.

Estas clases son impartidas por un profesional especializado en el acompañamiento a las mujeres embarazadas. Las posturas del yoga no son difíciles, pero deben adaptarse a tu estado: puedes practicar yoga prenatal aunque nunca antes hayas hecho yoga. De esta forma, aprenderás a colocar mejor tu pelvis, a concentrarte y a adoptar una respiración lenta y profunda en la que todo el cuerpo acompaña los movimientos respiratorios, sin esfuerzo físico.

Asimismo, te enseñarán los buenos reflejos para acostarte, levantarte y dar la vuelta sin esfuerzo durante el embarazo, y también las buenas posturas para facilitar el parto.

Podrás continuar con estos ejercicios tras el nacimiento de tu bebé.


 

Tu valoración

Enviar un mensaje