Cómo prepararte para el parto

Preparación clásica

Las clases de preparación al parto tradicionales son las que imparten las matronas. Tienen la finalidad de  informarte acerca del desarrollo del embarazo y del parto, para tranquilizarte y darte confianza en tus capacidades naturales para dar a luz a tu bebé. Si el futuro papá está disponible, es aconsejable que las realice contigo: de esta forma, ambos podréis aprender lo que os enseñan y la presencia del papá será de gran ayuda para los ejercicios prácticos.

Esta preparación incluye una parte teórica y una práctica:
 

  • En teoría, recibirás información sobre el seguimiento del embarazo, el desarrollo del parto, el seguimiento del parto y la alimentación del recién nacido.
  • En la práctica, aprenderás a percibir mejor tu cuerpo, a escuchar tus sensaciones y a relajarte. Mediante pequeños ejercicios, podrás descubrir también las posturas que alivian los inevitables dolores del parto y favorecen la progresión del trabajo de parto. La matrona os explicará también las diferentes respiraciones que te ayudarán durante la dilatación y la expulsión. Por supuesto, lo ideal es repetir regularmente estos ejercicios en tu hogar hasta el momento del nacimiento.


Las sesiones deben empezarse como muy tarde en el séptimo mes de embarazo y se llevan a cabo generalmente en grupo, lo que te permite compartir tus preguntas y tus eventuales temores con otras futuras mamás y poder aprovechar la experiencia de las que ya han tenido un parto: no dudes en plantear todas tus preguntas. Estas clases las ofrece la sanidad pública, de forma gratuita, también pueden realizarse en centros privados y hay algunas matronas que los imparten a domicilio.


 

Tu valoración

Enviar un mensaje