Cómo prepararte para el parto

Haptonomía

La haptonomía se define como la ciencia de la afectividad y ofrece un lugar privilegiado para el futuro papá. Se inscribe en una filosofía de reconocimiento del bebé desde su vidad fetal y contribuye a una implementación precoz de las bases de una sólida seguridad afectiva.

Las sesiones pueden iniciarse cuando comienzas a sentir los movimientos del bebé, generalmente entre el cuarto y el quinto mes de embarazo. Se llevan a cabo en pareja, con el acompañamiento de una matrona o de un médico especializado.
Basada en el diálogo con tu hijo, la haptonomía te propone una iniciación en el tacto afectivo: acariciando tu vientre de una manera especial, los padres entablan una comunicación con su hijo y aprenden progresivamente lo que le gusta y lo que necesita.

En las sesiones, el médico te enseñará gestos y posturas que te ayudarán a relajarte, a llevar a tu bebé en armonía y a invitarlo a nacer cuando llegue el momento. El futuro papá descubrirá cómo el tacto puede relajarte: ejerciendo suaves presiones, aprenderá a modificar tu tono muscular y contribuirá al relajamiento y a la distensión de todos tus músculos.
El día del parto, ambos podréis participar activamente en el nacimiento de vuestro bebé: tú guiarás poco a poco al bebé hacia el aire libre, y el papá te relajará ejerciendo determinados gestos y ayudándote a permanecer en contacto con el bebé que va a nacer.

Después del parto, te invitarán a volver con tu bebé durante algunas semanas para descubrir los gestos que le darán seguridad y para que puedas acompañarlo en el camino hacia su autonomía.


 

Tu valoración

Enviar un mensaje